El mago y el extranjero [DelthaV]

 :: On Rol :: Inframundo

Ir abajo

El mago y el extranjero [DelthaV]

Mensaje por Enzo Galliard el Jue Sep 18, 2014 8:33 pm

Sumergida dentro de una noche eterna en un paraje que se encuentra (mucho) más allá del mundo convencional, existe desde el principio de los tiempos una enorme y oscura colina rodeada de inmensos valles, montículos y caminos de tierra negra o azulada cuya vegetación y fauna es más bien inexistente, pero que por un designio mitológico sirve como un paso necesario entre aquellos que transitan hacia su última morada. Tal elevación recibe el nombre de “Yomotsu Hirasaka”, el legendario puente de lo vivo hacia lo muerto.

Por lo anterior, no es extraño que las únicas existencias que transitan dicho camino sean las de aquellos cuya vida ha conocido su fin, volviéndose entonces poco más que cadáveres móviles que despojados de su personalidad y pensamientos, incluso de su carne, realizan en una fila casi infinita pero ordenada la más importante peregrinación hacia la cima, lugar en que una vez llegado su turno se lanzaran hacia el pozo de donde nada ni nadie que no posea cualidades divinas o el permiso de Hades puede regresar.

Sin embargo, a pesar de la infertilidad del suelo de la nada “algo” comienza a surgir. Se trata de una pequeña hoja palmeada pero con lóbulos que aparece acompañada por un resplandor esmeralda, un brote de parra que no conforme con entrometerse ahí enseguida se extiende y crece a velocidad anormal, estimulado claramente por un poder capaz de traer vida a donde no debería haberla… por una presencia extranjera e irreverente que luego de unos instantes toma forma dentro de las ahora ya numerosas enredaderas dispuestas en forma de capullo, e irradiando una magnificencia solo comparable con la presunción en su andar exagerado y ceremonioso emerge de su “transporte”.

- Con que esta es la entrada a su reino… hmph, es tal como la describen los libros - comenta divertido aunque sea solo para el mismo con voz aguda y melódica que combinada con sus delicadas facciones juveniles, su cuerpo espigado carente de formas desarrolladas y su vestimenta consistente solo en una larga toga nívea le da un aire bastante andrógino. Luego, el efebo sin más que contemplar ante la monotonía del paisaje oculta sus ojos ámbar bajo sus párpados solo para luego revelar al abrirlos que las pupilas de estos se han teñido de color vino al igual que su cabello alargado, y tanto como este fenómeno permanece vigente, a su alrededor se generan cientos de partículas de ese mismo tono rojizo… arremolinándose y acompañando el coro de lamentos de los caídos con un tintineo incesante, similar al de docenas de campanas, mientras que el aire helado que surca aquellas tierras sopla de forma particularmente violenta, como si se estremeciera ante su llegada…



Pensamientos / Diálogos

~ Shed my skin, my fleece, my sin, my worms ~

Volver arriba Ir abajo

Re: El mago y el extranjero [DelthaV]

Mensaje por DelthaV el Vie Sep 19, 2014 11:42 pm

El pelaje era níveo, suave al tacto, sus ojos rojos como la sangre de los miles de cuerpos que controlaba su nuevo amo, él creía que era uno de los mejores, se había tomado su tiempo para escogerlo hasta que encontró el momento de dejar que muriera y entonces él por fin formo el pacto que ahora lo unía al mago de los hielos, lo había convertido en algo más que su compañero, que su amo, él era protector de aquel que tanto había esperado y a cambio le había regalado al mago la libertad de dejar de fingir ser alguien que no era, en silencio durante mucho tiempo había hecho que Acuario abandonara a ese joven que ahora estaba a su lado.

El lobo blanco, Ghost como le había puesto él, tomaba esa forma para caminar entre los vivos, para poder andar a su lado sin que su amo tuviese que portarlo en forma de armadura, Nigromante era su verdadero ser, ahora miraba aquella plantita que crecía con a una velocidad desmesurada, tantos años atrás había sido forjada, al principio de todo, cuando Hades pisaba por primera vez estas tierras vírgenes y se hacia cargo de uno de los reinos más difíciles de controlar y al mismo tiempo el más peligroso, por tanto podía sentir, o más bien en ese momento, intuir de quien era la esencia que se despertaba allí, porque aquel que nacido dos veces, las historias eran inciertas pero pocos sabían la verdad y esa quedaría en secreto por el resto de la eternidad, a no ser que uno quisiese que Hades se enojara, el lobo pareció sonreír.

Se recostó, no estaba muy lejos de aquella pequeña planta que crecía, se mantenía a distancia, su mirada nunca abandonaba su objetivo, solo lo hizo cuando aquel al que protegía apareció a su lado, ahora miraba a Deltha que acaricio tras las orejas del lobo.

- te encontré.

Murmure estando de cuclillas a su lado, Ghost se había ido sin decir nada, solía hacerlo pero me era entretenido tener que buscarle, así había recorrido muchos lugares del que ahora era mi hogar. Mire en dirección hacia donde miraba justo antes de que lo que no llegue a reconocer se transformara en una figura humana, delgada, esbelta, vestida de una manera por más decir delicada, digna de los dioses. Lo escuche hablar, que otro ser que no fuese una deidad podía hacer aquello, sobre todo en el inframundo, nadie.

Lo escuche hablar y me puse de pie, me causo un poco de gracia que estuviese vestido muy parecido a aquel, supuse que hombre, pero mi atuendo era mas ostentosos que el suyo, quizás aquellos adornos rojos que llevaba hacia que el ropaje pareciera más importante incluso, pero este era blanco como la nieve que rodeaba mi corazón y solo poseía una sola manga larga, la que cubría el brazo izquierdo.

- Es el fin de la vida de muchos, el comienzo de una tortura sin fin por culpa de sus pecados, pocos llegan al paraíso... pero tu extraño no estas en esas filas esperando por un juicio, quien eres?

Ghost se había puesto de pie y se había parado a mi lado sin dejar de poder mirar al extraño frente a mi - es un Dios Deltha, no te confundas, no es cualquier ser - sus voz resonó en mi cabeza, lo mire de reojos, era bueno que me lo confirmara, pero de todas formas en este mundo sea dios o mortal seguía siendo un intruso sino tenia invitación de mi señor Hades, por ende sino contestaba estaba entre mis opciones el atacarlo.

- tu nombre divino de ser posible...

Dije tranquilo clavando mi mirada fría sobre la suya, por un momento me sentí cálido, no pude apartar la mirada hasta que no sentí la nariz húmeda de Ghost sobre mi mano, era como si me hubiese hipnotizado, embriagado por unos segundos con su presencia, quien era?.

--------------------------------------------------

Mi atuendo:





Sweet Imperfection

Hablo / Cerbero

FIRMAS:







avatar
DelthaV
SSES - WebMaster
SSES - WebMaster

Mensajes 1139

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mago y el extranjero [DelthaV]

Mensaje por Enzo Galliard el Sáb Sep 20, 2014 1:46 am

Las palabras de un inesperado pero oportuno anfitrión hicieron que el efebo dirigiera su atención hacia el punto de donde salieron, más la maravillosa concentración que mostraba al desplegar y controlar con facilidad aquella marea de átomos brillantes que lo recorrían no se vio siquiera contrariada, pues continuó su danza de manera natural, creciendo lenta pero constantemente.

- Es una muestra de buena educación presentarse antes de preguntar por el nombre ajeno… – contestó entonces con una expresión de tranquilidad anormal a pesar de encontrarse inmerso en aquel paisaje de pesadilla y frente a unos “seres” que probablemente serían emisarios del mismísimo señor de dichas tierras, sin embargo su rostro reemplazó su impasibilidad momentáneamente por un dejo casi imperceptible de desprecio cuando sus ojos recorrieron por completo la figura del embajador, encontrándose con que este destacaba más que él por su indumentaria…

- Pero da igual, por la forma en que lo pides supongo que mi “visita sorpresa” fue descubierta antes de lo planeado…  - continuó con su discurso que aunque se percibía excesivamente dramático y artificial, quizás adrede, destilaba cierto encanto solo comparable con el poseído por los bardos  durante la edad media, un carisma capaz de enamorar a los incautos y de cautivar incluso a miembros de la realeza o quizás una presencia que instaba al desenfreno de los sentidos con solo contemplarle… -mi nombre es Faleno-  concluyó con voz un tanto más grave que antes pero no lo suficiente para hacerlo pasar por un hombre adulto, al tanto que el séquito de brillos que flotaba en torno a él se concentraban en pequeños cúmulos a lo largo de toda su anatomía hasta formar aplicaciones verdosas y remates dorados en su túnica, dejándola a un nivel estético un poco por encima de los ropajes contrarios… tal como un acto de magia.

Sin embargo a la par que dicho espectáculo sucedía, el soplo del viento se inquietaba hasta volverse un silbido, algo parecido a un lamento que no prevenía de los muertos allí presentes, sino de algo mucho más oscuro, mucho más viejo… como si el telón precedente a la representación de un aquelarre hubiera sido levantado justo en ese momento...



Pensamientos / Diálogos

~ Shed my skin, my fleece, my sin, my worms ~

Volver arriba Ir abajo

Re: El mago y el extranjero [DelthaV]

Mensaje por DelthaV el Lun Sep 22, 2014 3:48 pm

Hacía tiempo había aprendido a escuchar a Nigromante, por lo que no lo ignore para nada, si decía o sentía que aquel que tenía frente a mí era una deidad quien era yo para cuestionarlo, era mucho más antiguo de lo que mi alma podía ser, pero su mirada no era de cautela sino que me pedía que me controlara, estaba conectado a más de una forma con aquella armadura que poseía forma y espíritu propio, a diferencia de lo que Acuario era, armadura que me daba asco hoy volver a pronunciar o escucharla de los labios de otro, su nombre tenia sabor a traición.

Mi postura, quizás altanera hasta el momento cambio, al igual que mi mirada, era tranquila ahora, agache un poco la cabeza en modo de saludo. Aunque me comportara correctamente como me lo pedía no era como si fuese a querer hacerlo del todo o confiar en él, para mi seguía siendo un intruso y por ende siempre me adelantaba, por las dudas, los dedos de mi mano izquierda se movieron bajo la túnica que la cubría, mi cosmos se había arremolinado alrededor de esta y llamaba en secreto a los seres que había aprendido y logrado controlar. Los huesos que descansaban bajo estas tierras podridas escucharon a su amo.

- Siento mis modales, como también siento no reconocer su nombre. Nigromante. – dije al mismo tiempo que hacia una reverencia, alce apenas la mirada y sonreí de lado.

Cuando me incline de nuevo vi su túnica, no era como si no hubiese notado el detalle, pero me dio gracia que la cambiara, acaso se debía a como se veía mi vestimenta, podía ser, hasta se podía notar a flor de piel que no le gustaba ser menos que otro, su nombre, había leído tanto sobre temas tan diversos y aun así no pude descifrar de quien se trataba. Mi compañero volvió a golpear mi mano, le acaricie para que entendiera que podía hacerme cargo, no necesitaba que estuviese todo el tiempo recordándome que era lo que pasaba alrededor.

- Disculpa si no logro confiar del todo en usted, no está muerto ni caminando para ser juzgado, no tengo ordenes de recibir visita alguna, espero que no sea una grosería si le pido que me diga que es lo que ha venido a buscar… antes de que intente enterrarlo y hacer que sea uno más de ellos-

Alce mi mano, con la palma hacia arriba indicando en dirección a la gran fila de almas que esperaban poder por fin ser juzgadas, la tierra bajo nuestros pies comenzó a moverse y yo sonreía casi complacido como si estuviese saludando por adelantado a quienes se estaban desperezando. Mi cuerpo desprendía frío por naturaleza pero lo aumente un poco provocando que el suelo se congelara y la temperatura descendiera a nuestro alrededor, di unos pasos rodeando a intruso, invitado quizás o mi próximo espécimen para experimentos.

A cada paso que daba rodeándole mi túnica como mi cabello parecían moverse como si no hubiese gravedad, como si me presencia se tratara de un fantasma, algo sobrenatural y poco a poco a nuestro alrededor se iban creando pequeñas esferas de hielo, como si fuesen burbujas al sumergirse en el agua.





Sweet Imperfection

Hablo / Cerbero

FIRMAS:







avatar
DelthaV
SSES - WebMaster
SSES - WebMaster

Mensajes 1139

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mago y el extranjero [DelthaV]

Mensaje por Enzo Galliard el Lun Sep 22, 2014 11:13 pm

El rostro pálido y liso como porcelana del extranjero fue adornado con una media sonrisa ante la nueva actitud del emisor de los muertos, más fue solo hasta después de escuchar sus palabras que el llegado de otras tierras puso gesto de verdadera diversión…

- No te lo puedo decir, simplemente porque no he venido a buscar nada en especial… - respondió manteniendo su ceremoniosa actitud pero ahora mezclada con un tinte festivo e incluso ademanes un tanto más vistosos que durante su primer discurso. – Solo quise venir a aquí a recordar- al decir aquello su voz se volvió ligeramente más profunda, nostálgica, mientras sus ojos parecían perderse en la reminiscencia de una época más antigua que cualquiera de los presentes… acto seguido y al verse rodeado por el cada vez más notable despliegue del frio ajeno ocultó sus orbes bajo sus delgados párpados y caminó con vehemencia hacia su anfitrión, deteniéndose solo cuando estaba a poco más de un par de centímetros de su humanidad. - ¿Sabes?, no es la primera vez que llego libremente al reino de tu señor– le susurró como si fuera su confidente de toda la vida.

Tales palabras fueron acompañadas por un aliento cálido que nada tenía que ver con la atmósfera inerte que emitía el seguidor de Hades, pero, de momento, no pretendían insultarle o molestarle por más que lo parecieran… no tenía caso. Lo que sí cabe notar es que justo después de confesarle tal cosa al nigromante el chico de cabello color vino volvió a invocar una muestra de su poder, esta vez en forma de una planta de Mirto de apariencia particularmente  vivaz que como estrellas cosechadas que ofreció cordialmente al otro.

- Pero, si pudieras entregarle este pequeño obsequio de mi parte al rey oscuro, seguro él se haría una idea más clara de todo, y por ende tu también... – aclaró sonriendo. Momentos después, dando un par de pasos hacia un lado nuevamente tomó distancia del no-muerto, pero sorpresivamente su regalo se mantuvo a suspendido en pleno aire, como sostenido por una fuerza invisible… indolente incluso ante el frio que cada vez parecía volverse más intenso.



Pensamientos / Diálogos

~ Shed my skin, my fleece, my sin, my worms ~

Volver arriba Ir abajo

Re: El mago y el extranjero [DelthaV]

Mensaje por DelthaV el Mar Sep 23, 2014 12:15 pm

El hielo se volvió agua cuando mi cosmos se lo pidió antes de desaparecer, bajaba la guardia casi por completo y Ghost como si estuviese complacido se sentaba mirando con algo parecido a respeto al hombre frente a nosotros, que le pasaba, lo ignore, de todas formas el Sr. Faleno no demostró en ningún momento ser agresivo, todo lo contrario, incluso agradable, me cruce de brazos tranquilo intentando averiguar, revolviendo en mi cabeza alborotada a quien tenía realmente delante, ah! Pero no lo conseguía que molesto cuando se ponían a jugar con adivinanzas, por eso me agradaba Escorpio, o lo que quedara de él, era directo.

- Entonces sino es la primera vez es cierto que eres un Dios, parte de su… - la palabra familia no pude pronunciarla, tenía problemas con la mía, incluso a un nivel inimaginable, tanto que me era complicado pronunciarla.

Era razonable que lo fuera, aunque sabía que Hades tenia trato con pocos o casi ninguno de los Dioses, a quienes les permitía además de al mensajero venir a su reino sin mandarlo a cazar o echarlo a patadas?, el lobo me miro como si se divirtiera verme intentar querer armar un rompecabezas para niños, de esos fáciles pero que el infante no podía resolver.

- Supongo entonces que no debo usarte como alimento a mis perros je – sonreí mientras caminaba un poco más rápido que él para adelantarme.

Justo delante había comenzado a salir una mano de la tierra, de los que había llamado por las dudas si era necesario detenerlo, me incline y como si fuera una caricia toque acaricia aquella mano podrida como si fuese algo hermoso – rursus (regresar) – susurre y la extremidad no solo había dejado de moverse sino también se volvía a esconder y la tierra dejaba de revolverse bajo nuestro, haciendo que los muertos volvieran a descansar.

No recordaba en que momento me había vuelto tan morboso o había encontrado un amor enfermizo por aquellos muertos, tal vez había terminado de entender quién era realmente al matar a personas que me importaban y que ahora eran parte de mi pequeño aquelarre de “zombies” como los llamarían en las películas de terror.

- Lo siento, por un momento se me había cruzado la idea de usarte – sonreí como si fuese un niño pequeño que se disculpaba ante una inminente travesura, después de todo

La sonrisa desapareció, ahora mi expresión denotaba curiosidad ante la planta que había dejado suspendida ante mí, pidiendo que le entregara está a mi señor, tome entre mis dedos lo que era solo una parte de una planta más extensa, la conocía, Nigromante me miro esperando que ahora si comprendiera de quien se trataba, pero realmente me costó darme cuenta hasta que por fin lo descubrí – El Dios que nació dos veces… - susurre.





Sweet Imperfection

Hablo / Cerbero

FIRMAS:







avatar
DelthaV
SSES - WebMaster
SSES - WebMaster

Mensajes 1139

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mago y el extranjero [DelthaV]

Mensaje por Enzo Galliard el Mar Sep 23, 2014 2:04 pm

Como si hubiera estado esperando aquel momento el viajero aplaudió lleno de sincero regocijo ante la conclusión del mago espectral, de paso confirmando esta.

- Así es Nigromante: soy el que nació dos veces, el que brama, el que desata. En otras palabras… - externó siguiendo su línea de júbilo y festejo, más antes de pronunciar las palabras que seguirían su aura se tornó repentinamente llena de una extraña dignidad, acompañada nuevamente de aquellos cuerpos lumínicos color esmeralda y caoba cuya función era meramente ornamental y que lo orbitaban como los planetas del sistema al sol -…soy Dionisio – imponente declaración para un muchacho como aparentaba ser, pero no por ello menos cierta… sobre todo tomando en cuenta sus acciones anteriores.

Entonces, siendo testigo de la retirada de las preparaciones que el no muerto había invocado por si debía usarlas en su contra, el muchacho de esencia errante detuvo su andar para mirar directamente y de frente al compañero del canino fantasma. -  ¿E incluso sabiéndolo o suponiéndolo planeabas enfrentarme? – bufó altanero pero solo para culminar su sentencia en un gesto de total aprobación - …tu lealtad es espléndida, te felicito – incluso hizo una breve reverencia.

Llegados a aquel punto resultaba increíble que un ser de su tipo y fama llegara tan campante a un reino ajeno y simplemente se detuviera a hablar tan normalmente con la primera persona en interceptarlo, eso sin contar que ya no mostraba la arrogancia que había mostrado en un principio al fijarse incluso en detalles tan simples como la ropa, pero tanto los mitos como la demostración presente coincidían en que Baco era una deidad trotamundos, uno que había recorrido tantos continentes y planos astrales que era difícil asignarle un lugar fijo, salvo el de uno de los doce olímpicos, claro.

Entonces, ¿qué era lo que realmente recorría sus pensamientos?



Pensamientos / Diálogos

~ Shed my skin, my fleece, my sin, my worms ~

Volver arriba Ir abajo

Re: El mago y el extranjero [DelthaV]

Mensaje por DelthaV el Miér Sep 24, 2014 12:02 am

No supe si sentirme alagado u ofendido, porque levante la vista clavándola en su persona de una manera bastante cruel, como si me arrepintiera de haberle pedido a los muertos que controlaba que se retiraran de nuevo en su descanso, me mordí el labio inferior intentando retener mis acciones con aquel simple gesto, me sonreí a mí mismo descubriendo lo cambiante e intolerable que me había vuelto, antes cuando ocupaba mi lugar en el santuario podía simplemente ocultar o manejar mucho mejor mis sentimientos.

- Le debo más que la armadura a Hades y créeme, puedo enfrentarme a un dios de igual a igual… incluso más

Le guiñe el ojo, la misma actitud altanera que aquella deidad estaba teniendo, no le tenía miedo y el respeto no se llevaba por ser un “dios” debían ganarlo y al único al que le rendía respeto verdadero era al señor del Inframundo, ni siquiera a la misma Athena o lo que había sido en su momento el recipiente de esta.

Una vida fingida que se había terminado.

- Quieres que le dé esto?

Mire la pequeña plantita en la palma de mi mano, siempre me había sentido un gusto desmesurado a la naturaleza, a pesar de ser acuario el templo más frio poseía un enorme jardín que con recelo había cuidado, tal vez era una de las cosas que más me habían dolido dejar atrás, suspire y cerré la mano cuidando lo que Dionisio me había dado.

- Acompáñame, tal vez sea mejor que tú se lo des, no crees? -

Si a esta altura Hades no había mostrado señal de desacuerdo con la visita entonces no había problemas si lo llevaba un poco más allá de la entrada, si mi señor hubiese querido que lo eliminara o le pidiese que se retirara me lo habría hecho saber en cuanto la presencia de Dionisio se había manifestado. En cuando a mi compañero de pelo níveo se me quedo mirando algo confundido como si estuviese pensando si eso era lo correcto – no seas tan confiado – le sonreí, me extrañaba que dudara si podía o no manejar algo por mi cuenta, ok si era inestable y gracias a mi gemelo ahora tenía unos cuantos problemas en la cabeza, pero eso no me hacía débil ni por asomo además siempre tenía un as bajo la manga.

- Entonces… vienes… Dionisio?

Le pregunte una vez más mientras comenzaba a caminar, a unos cuantos pasos de donde estábamos la tierra reseca comenzó a rajarse y de la separación una puerta de mármol negro comenzó a emerger frente nuestro, la puerta que dirigía al palacio de la misma muerte, de Hades.





Sweet Imperfection

Hablo / Cerbero

FIRMAS:







avatar
DelthaV
SSES - WebMaster
SSES - WebMaster

Mensajes 1139

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mago y el extranjero [DelthaV]

Mensaje por Enzo Galliard el Miér Sep 24, 2014 10:58 am

Bastante punzantes fueron las palabras emitidas por el nigromante, el cual más allá de la lealtad a su señor también demostraba una plena confianza en sus habilidades combativas, quizás con fundamento, quizás no, pero dado el terreno y la situación debían de tomarse en cuenta.

- Eres un humano interesante, no lo puedo negar – contestó el chico al reanimador con una actitud inquietantemente pasiva apenas este culminó su parte del diálogo, y siguiendo aquella línea de accesibilidad anduvo hacia el espectro lenta pero constantemente, deteniéndose solo al llegar a su lado.

- …Si crees que es conveniente que vea a tu rey entonces acepto… después de todo hace tiempo que no hablo personalmente con él – dijo remitiéndose a la era del mito, cuando ofreciéndole una planta como la que el nigromante sostenía, había llegado ante el señor de los muertos para pedirle que devolviera la vida a su madre. – Pero, si he de ir contigo creo que debería llevar algo más que un souvenir – .

Tras tal afirmación las lucecillas que lo orbitaban colisionaron entre sí con celeridad claramente influenciada por los deseos de su invocador, dejando que su lugar alrededor de él fuera ocupado por nuevas y frescas acumulaciones de naturaleza similar a las que habían desaparecido, pero que apenas manifestarse en el ambiente, además de brindar luz a la anatomía del chico, perfumaron el aire de la colina de la muerte con un denso olor etílico. El nuevo espectáculo fue pasajero pero con la suficiente intensidad para que sus efectos perduraran en el ambiente aun después de que los cuerpos causantes desaparecieran, como una estela fantasmal, y cuando las luces que habían abierto aquella representación digna de un cuento de fantasía se extinguieron, del punto de implosión emergió una botella de cristal adornada de manera exquisita con remates dorados, y que en su interior presentaba un líquido rojizo… muy similar a la sangre.

- Listo… - farfulló el llegado de otros lares y fue solo entonces cuando se dirigió hacia el portal que el embajador de Hades había abierto o llamado en ese lugar, siendo seguido en toda ocasión por aquel nuevo obsequio  que flotaba muy cerca de su persona, sosteniéndose en pleno aire al igual que lo había hecho el mirto.

Al cruzar la entrada submundo el muchacho esbozó fugazmente una oscura sonrisa.



Pensamientos / Diálogos

~ Shed my skin, my fleece, my sin, my worms ~

Volver arriba Ir abajo

Re: El mago y el extranjero [DelthaV]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 :: On Rol :: Inframundo

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.