Salvando al soldado calcinado

 :: On Rol :: Olimpo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Salvando al soldado calcinado

Mensaje por Mor el Sáb Mar 22, 2014 12:25 am

Todo el trayecto al olimpo había estado envuelto en un olor a piel calcinaba que poco a poco me asqueaba, no quería ni saber a qué temperatura se encontraba ese fuego como para provocarle quemaduras de esa forma.

Habíamos terminado de ascender, y que mejor lugar que en uno de los múltiples jardines con los que contaba el olimpo, justo encima del verdoso pasto. Rápidamente una de las ninfas me había reconocido y vio que traía a alguien herido, por lo que llamo al resto de sus compañeras, las cuales traían todo lo necesario para apaciguar las heridas de este hombre, como se llamaba? De momento lo llamaría Sagitario, porque desconocía su nombre de pila, nunca tuvimos el tiempo para presentarnos.

-Puedes escucharme?- me quite mi camisa, estaba completamente sudado con tanta calor que hacía en ese sitio, y una de las ninfas fue muy amable en pasarme una manta para que me secara, igual me tendría que tomar un baño después.

Ellas por su parte, al ser un grupo de unas ocho ninfas las que trabajaban en sanar su heridas, se ocupaban rápido de estas al remojar las mantas en agua tibia y tratar con las quemaduras que cubrían sus brazos y torso. Eran silenciosas, por lo que él me podría escuchar perfectamente, si es que aún estaba consiente.

-No sé en qué tantos problemas este metido ahora que te traje, pero necesitare saber algunas cosas de ti antes de que pueda ayudarte.- fui muy claro con mis intenciones, no quería sermones por parte de Zeus o de mi hermana, no conocía sus reglas sobre traer personas del exterior, aunque más importante este parcia conocerla, por lo que no creo que este rompiendo alguna regla.

-En este mismo orden respóndeme, cuál es tu nombre? Por qué abandonaste tu armadura cuando fuiste derrotado por ese juez?, y más importante, de donde conoces a Venus? Tus respuestas pueden o no determinar tu suerte.- tome asiento en el suelo, no muy cerca de donde se encontraba tirado el cuerpo del proveniente del santuario. Una de las ninfas se me acerco esperando indicaciones, -Busca a Zeus o a Hera, por favor.- fue lo que le pedí, cualquiera de esos dos tenía la voluntad de otorgarle una armadura si el demostraba su valía, tan siquiera uno de ellos.
avatar
Mor

Mensajes 670

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvando al soldado calcinado

Mensaje por Akroma el Sáb Mar 22, 2014 1:15 am

Todo el camino de ida. Por corto que fuese. Akroma había estado inconsciente. A diferencia de la mayoría de las veces no había tenido sueños. Solo la oscuridad que lo cobijaba. La inconsciencia que lo protegía de su dolor. Eventualmente recobro la conciencia. Ya no estaba en las incendiadas ruinas que era Rodorio. El juez del infierno con quien se había enfrentado no estaba en ningún lugar. Solo un suelo frio y una mirada de dos colores que lo observaba.

-S-Si.-

Respondió aturdido.  No tenía idea de donde estaba. Pero debía asumir que no le harían daño. Bueno, no es que le pudiesen lastimar mucho más. Las mantas tibias dolían terriblemente, su piel estaba demasiado sensible. Pero aparte de una mueca de dolor no se quejó, sabía que le hacían bien. Preguntas, Genial. Como si estuviese para responderlas. Pero para ser justos, era lo mínimo que podía hacer.

-Akroma De Sag… Akroma. Solo Akroma- Las palabras tuvieron un gusto amargo en su boca. -No la abandone… Más bien ella me abandono. Ya no quería ser un caballero. Creo que lo sabía. Ya no podía seguir portándola. Eso es todo-

Si, muy a su pesar el título de caballero ya no era uno al que le tuviese afecto. Sagitario era su amiga. Si era raro tener una armadura de amiga. Pero el punto es que lo era, y como buena amiga había facilitado al joven su ida del santuario. Incluso si fue de una manera algo… fría.

-Venus…- Pronuncio el nombre de aquella mujer dudoso.- Nos conocimos en Rozan. Yo estaba meditando. Ella fue a… Ahora que lo pienso no estoy seguro a que fue. Dijo que a “Agradecer la sangre derramada”-

Recordó entonces aquel aroma. Y aquellos ojos verdes. Ese mismo recuerdo le ayudo a soportar el dolor del ataque de Garuda. “Es peligroso.” Pensó. No le agradaba que alguien tuviese tanto poder sobre él. Aún tenía las semillas de aquel fruto rojo en su bolsillo. “Mi destino”. Clavo los ojos azules en aquel hombre de la mirada bicolor que ahora secaba su sudor y sonrió.

-Gracias por ayudarme. Te debo una.-

Tras responder a las preguntas de su salvador cerró los ojos. Podía sentir en todo su cuerpo el dolor y al mismo tiempo la refrescante sensación de que se estaba curando. Incluso si era lentamente. “Que poderoso era”

-Por cierto. ¿Qué paso con Garuda? ¿A dónde le enviaste?-


OFF: señoras y señores lamentamos el inconveniente. Pero mordeth y yo les dijimos a los dos por bueno errores de comunicación. con que postee uno basta. Así si uno de los dos ya hizo post. con eso basta que el segundo lo deje asi . :v disculpen las molestias.


-Dialogo- / "Pensamiento"/ Narración

avatar
Akroma

Mensajes 436

Ver perfil de usuario http://sseternalspirit.forosactivos.net/t1019-akroma-2-0#10500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvando al soldado calcinado

Mensaje por Mor el Sáb Mar 22, 2014 2:58 am

-Rozan eh…- Recopile toda la información que le había pedido, pero para mí era más importante la última pregunta que las otras dos, solo hice esas preguntas para no ser tan obvio con la información que quería saber.

-Creo que lo envié a Siberia ya que cuando abrí un portal para el… pues, estaba pensando en un lugar extremadamente frio, para que se refrescara un poco la cabeza.- aquellas palabras podían parecer como si fuesen humorísticas, aunque la forma en que lo había dicho no lo pareciera. Yo me mantenía frio y algo indiferente a su situación, no me abro con desconocidos así que esta es lo que la mayoría de personas ven en mi cuando me conocen.

-En fin, la medicina acá es más avanzada que ahí abajo así que esas quemaduras serán simples marcas en tu piel en cuestión de tiempo, mientras tanto no deberías hacer mucho esfuerzo.- di algunas indicaciones el herido, en lo que una ninfa se me acercaba con un vaso de agua, y se sentó a mi lado insistente en alimentarme con unas uvas, era un poco vergonzoso la verdad pero si eso las hacia feliz yo no me opondría a su voluntad.

Otra de esas curiosas servidoras del olimpo venia hacia notros con una lira en mano, se sentó sobre el pasto lo más cómoda que pudiese estar y empezó a deleitarnos con sus melodías, era un sonido hermoso, tranquilizador, relajante, podía escucharlo por un buen rato sin aburrirme de eso.

omg una canción:

-A propósito, le pedí a una de ellas que trajeran a Zeus o a Hera, te preguntaras "para que?", es para que supiesen de tu presencia en sus tierras, después de todo no es normal que un humano llegue aquí pensando en quedarse sin una razón que convenza a los dioses. Si les das un motivo, por más fantasioso e irreal que llegue a ser, te pueden otorgar una nueva armadura con la que puedas pelear en nombre de ellos y al mismo tiempo seguir tus ideales.- le di mucha charla al extraño, pero él podía tomarlo como introducción a la vida olímpica.

La ninfa a mi lado dirigió una de las uvas a mi boca, la cual tome con mis dientes y proseguí a ingerir, ella sonreía contenta mientras yo tenía que esconder un poco de la vergüenza que daba el ser alimentado. –Así son las cosas.- mencione justo después de haber tragado la uva.
avatar
Mor

Mensajes 670

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvando al soldado calcinado

Mensaje por Taikatalvi el Sáb Mar 22, 2014 12:58 pm

Off: Gane

On:Me encontraba cantando para mí misma acompañada de un fino instrumento que una de mis bellas ninfas tocaba para mí, mi voz hacia honor a mi título de diosa más mi volumen era envidioso solo para ella, para mí y un pequeño número de ninfas que me rodeaban en aquella plataforma en el jardín, una plataforma muy repetitiva en todos los jardines y secciones que el Olimpo contenía y es que bueno me gustaba estar en todos lados, variar de ellos y realizar diferentes actividades, un jardín repleto de las flores más hermosas del Olimpo era el lugar donde me gustaba hacer uso de mis voz en más frecuencia que en cualquier otro lado, las flores me agradecían con su perfume que era exclusivamente opacado con el mío, un perfume fresco que podía levantar diversas emociones en quien lograra percibirlo, poco me había funcionado con mi esposo.

Mi canto se vio interrumpido por una apresurada ninfa que corría hasta donde estaba, si, eran impetuosas y siempre las veía correr especialmente cuando se trataba de atenderme o atender a alguno de mis Guerreros Divinos, específicamente a Mordeth sin embargo esta tenía en su rostro una expresión un tanto asustada, era eso lo que no era para nada normal en ella, y solo logro levantar la preocupación en el resto de sus hermanas quienes entre ellas comenzaban a cuchichear cosas que por el momento no debía prestar atención ✿Tranquilízate, no hay razones para que estés así…✿ pues a pesar de todo si las había, había una razón muy curiosa del susto de aquella sirvienta, Mordeth había llamado a buscar al Rey o la Reina del Olimpo y traía consigo a alguien desconocido con el detalle más importante de eso es que estaba mal herido ✿Así que en Marte existe la ¿piedad?✿ sonreí por un momento nada de lo que habían comentado de Marte era del todo cierto y estaba muy agradada de formar mi propia opinión del chico de antes cabellos platinados, calme a las demás y emprendí un rápido andar hacia donde estaba Mordeth y su acompañante.

La ninfa regreso de la misma forma en la que se había ido esta vez sujetando parte de las bellas e imperiales ropas blancas que vestía en esos momentos, si, seguía siendo una diosa y vestir atuendos conforme a lo que era estaba más que correcto ✿Vamos ya te dije que no tienes por qué estar así✿ mencione terminando de llegar al punto donde al buscar a los presentes pude notar además del bien conocido Marte un guerrero más que juzgando a primera vista había sido masacrado o se lo habían querido comer vivo que hasta al fuego lo habían puesto ✿Mordeth?✿ menciona tranquilamente posicionándome enfrente de ellos y extendiendo uno de mis abanicos para colocarlo a mitad de mi rostro, mis orbes celestes miraron fijamente los contrarios que eran de un tono similar y termine sonriendo pues en ellos muy a la vista pude ver grandes cosas del hombre que estaba aquí, y si en la superficie fácilmente había notado tal potencial por dentro había mucho más, sin duda y extrañamente Mordeth había traído a un humano interesante… Cerrando mi abanico mire a Marte y esperando que dijera lo que tenía que decir que no fuera la obviedad de que aquel ser necesitaba ayuda ✿Parece que, estuviste metido en una pelea interesante…✿ interesante era la palabra correcta pues no sabía si había salido vencedor de ella, mi sonrisa prevalecía en aquellos momentos, mis ropas y cabello ondeaban como si me encontrara debajo del agua producto de la emisión constante de cosmos además que mi ser completo emitía una cálida y efímera luz que agradaba al ser bien recibida

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvando al soldado calcinado

Mensaje por Akroma el Sáb Mar 22, 2014 2:14 pm


-Siberia… Tienes un extraño sentido del humor.-

Anuncio para después dejar escapar una leve risa. Le dolía reírse.  Pero la medicina era sin dudas más avanzada. El anterior caballero de Sagitario podía sentir como su cuerpo se curaba lentamente. Era una sensación reconfortante que le ayudaba a bloquear el dolor abrumador.

-Mis propios ideales…-

La melodía de aquella Arpa era en verdad relajante.  Sus ojos se mantuvieron cerrados. Su mente luchando por mantener la conciencia. Se abrieron nuevamente solo al escuchar una nueva voz. “Mordeth” ese debía ser el nombre de aquel hombre. “Debo recordarlo”. Mira a aquella figura vestida en ropas blancas. Sus ojos de un color similar al suyo. ¿Era bondad lo que había en ellos? O solo el delirio de un hombre que acababa de verle la cara a la muerte.

Por las palabras de Mordeth podía asumir quien era aquella hermosa mujer. O más bien, Diosa. Hera, reina del Olimpo, esposa de Zeus. “Así que estoy en el Olimpo” De ahí era guardiana la mujer que había conocido en Rozan y por quien había preguntado el joven de ojos bicolor.

” Una pelea interesante”. La batalla entre dos hombres que median sus voluntades. O. La batalla entre dos masoquistas que por orgullo se negaba a esquivar y bloquear los ataques del otro. De cualquier manera, había sido muy divertida. Deseaba volver a medirse en combate contra el juez. Si lo que Mordeth dijo era verdad entonces podría ser que aquí le ayudaran.

-Hubiese sido más interesante si hubiese podido continuar.-

Comento con voz cansada y una sonrisa de igual forma.  No se arrepentía del resultado. Se arrepentía de no haber podido continuar luchando. “Al menos salve a todos los que pude. ”Y también, se arrepentía de haber arruinado la armadura de oro. Pero ese ya no era su problema, por mucho cariño que le tuviese a esa armadura.

Cerró los ojos nuevamente y por primera vez desde que llego sintió el cosmos de Hera. Era masivo. Solo podía compararlo al de una persona. Otra deidad. Athena.  Sin duda alguna estaba a un nivel completamente distinto de los mortales. Su solo presencia podía apaciguar el dolor y seguramente podrían ejercer la presión para acabar con el de la misma manera.

-¿Que pasara ahora?-


-Dialogo- / "Pensamiento"/ Narración

avatar
Akroma

Mensajes 436

Ver perfil de usuario http://sseternalspirit.forosactivos.net/t1019-akroma-2-0#10500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvando al soldado calcinado

Mensaje por Mor el Sáb Mar 22, 2014 3:01 pm

-Pensé que simplemente me llamarían Marte, no Hera? En fin, llámame como quieras…- la esposa de Zeus entro en escena, con toda la gracia de una mujer bondadosa, y todas esas cosas extrañas que uno describiría de una fémina con un porte refinado. Akroma, el antiguo caballero dorado al que había sacado de ese infierno, hizo algunos comentarios hacia la diosa a la que se me había pedido proteger junto a Zeus, a lo que solo me limite a escuchar hasta que guardara silencio y me dejara explicar la situación.

-Como podrás ver, este hombre calcinado metió las manos al fuego y se quemó, literalmente. Yo pasaba por ahí por pura casualidad y me lo encontré, a él y al espectro con el lucho.- me detuve mi habla un momento para que la ninfa a mi lado pusiera otra de esas uvas en mi boca, ya llevaba rato de haberla arrancado del ramo.

Después de haberla ingerido, proseguí. –El asunto es que, este hombre era un caballero dorado y por lo que me dice su armadura lo abandono ya que él no tenía la voluntad de seguir peleando en nombre de Atena, palabras de él, no las mías. Sin embargo, él todavía tiene la voluntad de seguir peleando por lo que él cree, aunque esto lo debería de estar aclarando el, no yo, y creo que les sería buena adición a su línea de caballeros si le dan una armadura.- a mi lado había una botella de agua que me habían traído junto a las uvas, la cual abrí y tome lo más que pude, sí que había hecho calor en ese sitio.

-Sería mejor que hablaras en tu nombre Akroma. Suficiente hice yo mostrándote piedad y sacándote con vida de ese sitio.- mire al caballero tirado en el suelo, al cual ahora le aplicaban algún tipo de pomada extraña sobre las quemaduras, era verde y viscosa, asquerosa totalmente a la vista pero supongo que ayudaría con las quemaduras.

-Hera, si el demuestra su valía no sería suficiente para darle una armadura?- devolví mi mirada hacia la conyugue de Zeus, mirándole a los ojos fijamente sin parpadear una sola vez, hablándole como si ella fuese mi igual aunque el juego en este sitio era de dioses, guerreros y ninfas.
avatar
Mor

Mensajes 670

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvando al soldado calcinado

Mensaje por Taikatalvi el Dom Mar 23, 2014 12:26 am

Un pequeño destello de vida era lo que usualmente hubiese esperado que estuviera inconsciente y que tardara días en recuperar la memoria y a pesar de que aquel chico de la piel quemada tenía ya indicios de querer perder la conciencia conseguía que aquellos impulsos que llamaban su atención le ayudaran a mantenerse despierto… Fue adorable y grato ver que aceptaba la derrota con una sonrisa, era el tipo de persona que Zeus apreciaba y por tanto era apto de formar parte de sus filas aunque el camino para ese objetivo no era tan fácil… Por la respuesta de aquel guerrero podía confirmar que la había perdido pero de la misma forma sabía que sería un gran impulso para que este saliera adelante y en un futuro tuviera la revancha con el mismo ser al que se había enfrentado, moví un poco mi abanico cerrado hasta el rostro de aquel extraño hombre colocándolo bajo su mentón para ejercer un poco de presión y levantarlo, se encontraba quemado también pero en menor cantidad, siendo este un detalle muy insignificante volví a mirar su ojos, eran hermosos y profundos como el cielo que rodeaba el Olimpo llenos de tantas cosas que estaría gustosa en descubrir, dejando que mi cosmos abrazara a tan cansada figura que ya era atendida por las ninfas retire mi abanico de su mentón sonriendo nuevamente ✿No es un misterio, si estás aquí es por algo… Lo que pase va a depender de ti…✿ las palabras más típicas que hubiese podido emitir hasta que Marte comenzó a hablar.

✿Oh… Marte – Mordeth es algo similar, si tienes preferencia por alguno entonces dímelo, si por mí es entonces te llamare por ambos ✿ espectro… el travieso guerrero de bellos ojos había jugado con el fuego de un espectro y se había quemado muy gravemente, el reino de Hades se movía, era activo a pesar de que no lo parecía, por lo visto había sido una gran casualidad que Mordeth merodeara por el lugar y salvara al chico antes de terminar reducido a cenizas pero para ella las casualidad no existía, todo estaba destinado por alguna razón y ese momento no era la excepción ✿Ya veo✿ mencione prestando más atención al relato que se había detenido dejando al chico tomar un pequeño aperitivo dulce y fresco que le ofrecían… Mi expresión volvió a cambiar al enterarme que él era un caballero Dorado decepción fue aquello que sentí al escuchar que aquel hombre había perdido la voluntad de pelear en nombre de Athena, seria tachado como alguien que no sentía amor por su diosa y una vergüenza para el Santuario ✿Athena se molestara mucho por eso…✿ susurre para mí en un tono que no esperaba fuera audible para los dos que tenía enfrente mío ✿Las armaduras no abandonan a sus portadores, son ellos quien al perder su voluntad rompen ese lazo con estas, como ex caballeros de Athena saben a qué me refiero o quizás no… De cualquier forma la voluntad ha regresado a ti pero te has separado de tu camino como caballero dorado, un alma como la tuya seria bien recibida en las filas divinas de Zeus como bien dice Marte✿ las ninfas seguían con su tarea de tratar aquellas terribles heridas que tenían ante ellas y aquella pomada que estaba hecha de hierbas especiales de los jardines era bastante efectiva y de rapidez incomparable, su piel resanaba poco a poco recreando las zonas de piel calcinada además de mi cosmos que también participaba en la curación para acelerarla además de alivianar cualquier peso que se encontrara sobre tan dócil alma, heridas o daños espirituales brindando una agradable sensación al ahora humano.

✿Pues sí, sería suficiente pero tendrá que ganar mi confianza y más aún la de Zeus…✿ ya me encontraba buscando a mi querido esposo para comentar sobre lo que estaba aconteciendo donde yo estaba comunica la posibilidad de un nuevo Guerrero en las filas seria agradable para mi rey y la necesidad de una prueba se vería planteada para como ya se había dicho el chico mostrara que era digno de servir en las ligas mayores ✿Aunque por ahora deberías descansar, tus heridas no serán problema para ti en unos minutos más, ningún tipo de herida más esa energía deberás recuperarla descansando en lo que termino de dialogar sobre ti✿ no había más que hacer por el momento y aunque no prometía un largo descanso si podía prometer un buen descanso, apacible profundo era tiempo que el humano conociera lo que realmente era sentirse en paz ✿El jardín más cercano está a tu disposición o en su caso una de las habitaciones podrían acogerte un rato Akroma solo debes pedírselo a las ninfas y como puedes ver con tu conocido atienden y están gustosas de servirte en lo que puedan✿ incluía darle de comer y en la boca si el quería, el chico me había agradado desde que mire sus ojos y era por eso que como Reina le ofrecía la hospitalidad del Olimpo además de que no parecía ser la única agradada pues como con Mordeth las ninfas habían quedado encantadas con el visitante.

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvando al soldado calcinado

Mensaje por Akroma el Dom Mar 23, 2014 2:33 am

Que impresionante era aquel inmenso cosmos. El cosmos de un Dios. Si el muchacho  pudiese alcanzar un nivel siquiera similar, no habría hombre en la tierra capaz de enfrentarlo. Ni siquiera en el inframundo. Aquel que le había salvado ya había hecho suficiente por él, y no pretendía hacer más. Sus palabras lo dejaron bien claro. Pero con eso era mas que suficiente. tenia una deuda con Mordeth y se la pagaría algún día.

“Un guerrero divino” Eran algo completamente diferente a los santos de oro. Al menos eso saco de su encuentro con Venus y con el que ahora sabia era el guardián de Marte. No le costaba inferir ciertas cosas de la conversación entre aquellos dos. “Así que. En vez de constelaciones son planetas.”

-Hera… mi señora… - No sabía muy bien como referirse a la deidad.- Yo. Quiero pelear. Quiero vestir una armadura. Hacerme fuerte para proteger a los débiles… Por favor.-

“Cargar con su dolor. Como un escudo. Ese es el deber de Sagitario.” Las palabras de su maestro resonaron en su mente. Quizás ya no sería el caballero de sagitario. Pero su objetivo seguía siendo el mismo de siempre. Y haría todo por cumplirlo.
La crema verdosa se sentía fría, apaciguaba el ardor de su piel. El cambio era visiblemente notable. Su piel volvía a la vida lentamente, comenzando con las partes de afuera hacia las centrales. Solo leves cicatrices quedaban. Seguía siendo humano.

-Con ese objetivo en mente. Cumpliré cualquier prueba que me pongan en frente. Demostrare que aun soy digno de llevar una armadura. Solo requiero de una oportunidad –

Sus ojos azules dejaron escapar chispas. Era su cosmos que muy en lo profundo de su ser se manifestaba. Las chispas se convirtieron en estrellas y las estrellas en galaxias. El deseo de volverse más fuerte se apodero de él. Una leve aura dorada lo envolvió por un segundo y luego, se desvaneció. El resplandor se debilito con su conocimiento. El cual recobro pocos instantes después.
Miro a Mordeth y luego a Hera, estaba en verdad cansado, aunque desease empezar con su prueba sabía que necesitaba reposar. Sabía que su cuerpo ya estaba sanando rápidamente pero la fatiga no se iría con una crema. Comida. Dormir.

-Solo necesito una siesta. Estaré listo entonces.-

Dedico una última sonrisa a ambos acompañantes hasta que finalmente cedió. Sus ojos azules se cerraron, su mente se envolvió en oscuridad y pronto leves ronquidos salieron de su boca.


-Dialogo- / "Pensamiento"/ Narración

avatar
Akroma

Mensajes 436

Ver perfil de usuario http://sseternalspirit.forosactivos.net/t1019-akroma-2-0#10500

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvando al soldado calcinado

Mensaje por Mor el Dom Mar 23, 2014 2:20 pm

-Dime como quieras…- respondí a Hera, levantándome del sitio en el que me encontraba, y al parecer la ninfa que me alimentaba se sumaría a lo que fuera que me dice la gana hacer, parecía dispuesta a seguirme, yo ya me estaba acostumbrando un poco más a que me anden siguiendo de un lado a otro. Pero, hubo algo que me llamo la atención. “Ustedes ex-caballeros de Atena”, porque dijo “ustedes” si el único aquí que vivió en el santuario es el calcinado. Parece ser que aparte de Leia, ellos también me contaban como alguien que vivía anteriormente portando una de esas armaduras doradas.

Ignore aquellas palabras y simplemente escuche lo que ambos se tenían que decir el uno al otro, era una conversación un tanto aburrida, pero llegaron a un acuerdo que permitirá que este sujeto se probara antes Zeus para recibir una armadura como la mía, por lo que básicamente les había suministrado de un guerrero más para su rebaño de caballeros con privilegios olímpicos, éramos todos humanos viviendo en el paraíso básicamente.

-Yo me retiro, ustedes háganse cargo de su cuidado, no tengo tiempo para sentarme a ver a un tipo durmiendo.- les encomendé esa misión a las ninfas que se sentaron a su alrededor, sí que les gustaba acaparar la atención de los caballeros al parecer, pero eso tenía sus beneficios. Al menos ya no tendría a un tumulto de ellas esperando a que les pida algo, por más conveniente que sea eso también podía ser molesto. Como sea, necesitaba hablar con Lia, no sé qué le había pasado a mis memorias pero quería confirmar cosas con ella.
avatar
Mor

Mensajes 670

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Salvando al soldado calcinado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 :: On Rol :: Olimpo

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.