En un pueblo tierra de nadie, con la misma flor de la sensualidad (Privado)

Ir abajo

En un pueblo tierra de nadie, con la misma flor de la sensualidad (Privado)

Mensaje por Marcus Graham el Dom Ene 18, 2015 7:58 pm

Poblados, ciudades, tierras malditas, como fuera, su andanza era así, simple y sencilla, con sus manos en los bolsillos, con un cigarro prendido en sus labios, ahí iba, caminaba en un nuevo lugar ¿Dónde estaba? No tenía la menor idea, era un pueblo, o una ciudad pequeña, si, más bien eso, gente caminando por las calles, eran las 2 de la tarde después de todo, había vida en la tarde, y él, pues, él tenía hambre, no había almorzado aun, además, no estaba ahí por alguna razón, no había necesidad de tener una razón ¿o si? Ni él ni Ares mismo tenían un motivo para estar ahí o... bueno, quizá Marcus debía hablar por si mismo, pues, puede que Ares si tuviera un motivo, uno que él no conocía ni iba a conocer, pero tampoco le importaba conocer, ya que él no era esa clase de persona.

Vagó por más tiempo, simplemente observando, ubicando el lugar en su mente, en sus ojos, después de todo, iba a quedarse unos días, no tenía sentido viajar si no encontraba por lo menos a un sujeto fuerte a quien patear y dejarlo moribundo en medio de la calle, en eso se resumía su vida ahora y ¿cómo hacía con el dinero? Pues, apuestas, peleas, boxeo, cosas así, entrar en un ring y ganar dinero era cosa fácil, después de todo... era un ex-boxeador con categoría muy alta ¿no? Aunque eso jamás lo tomaría como algo en serio. En fin, hacía hambre y lo mejor era encontrar algún comedor sencillo donde alimentarse, después de todo, no tenía mucho dinero, y si bien caminar le ahorraba gastar en otros medios, era algo que generaba hambre y sed, así que debía abastecerse de alimentos.

Entonces vio una cafetería, al parecer estaba bien a la vista, así que camino en esa dirección, ingresó al locar, como era natural, muchos de los clientes vieron a la persona que entraba, pero así como le vieron, así fugazmente regresaron a lo suyo. El ambiente era agradable, había música vieja de fondo. unas lindas camareras, el lugar amplio y limpio, si, muy agradable, entonces fue y tomó asiento en una de las mesas vacías, donde una camarera, muy linda por cierto, le entregó un menú, o si, a todo esto, el cigarro que fumaba ya se había acabado, por lo que no tuvo problemas de ingreso, así que estaba ahí, viendo tranquilamente el menú y preparandose para comer un poco.

Volver arriba Ir abajo

Re: En un pueblo tierra de nadie, con la misma flor de la sensualidad (Privado)

Mensaje por Mirza el Lun Ene 19, 2015 12:51 am

Era un día muy agradable, no había ningúna señal de lluvia en el cielo, y el tiempo estaba fresco, ideal para dar un paseo y relajarse un rato, eso hizo la joven reencarnación de Afrodita para evitar pensar en todo lo que había acontecido últimamente, la fracasante junta con los Dioses, el inestable encuentro con Hades, y su fragilidad emocional por la situación de los mortales.


Fue que sus pasos le llevaron sin  darse cuenta cerca de una cafetería, y el olor que salía de aquel lugar animó a la chica a entrar, pero como no tenía hambre realmente, decidió que tal vez un pequeño postre no le haría daño.


Entró al sitio que estaba lleno de gente, ignorando las miradas hacía la joven puesto que aunque llevaba un traje largo que le cubría en su totalidad, estaba entallado mostrando sus prominentes curvas.


Se sentó en una mesa vacía, y una mesera se acercó a darle una cartilla del menú y tomar su pedido, pero la chica solo se limitó a decir que deseaba una rebanada del pastel que tuvieran y una taza de chocolate.


Pasaron escasos minutos para que le trajeran su orden, Shlainn empezó  por tomar un sorbo del chocolate cuando sintió una presencia conocida, fue que Afrodita tomó control de su cuerpo concentrándose más para notar de quien se trataba, y como era de esperarse, la mujer escondió una sonrisa juguetona tras la taza al notar de quien o mas bien de que Dios se trataba.



Diálogos
Pensamientos
avatar
Mirza

Mensajes 531

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En un pueblo tierra de nadie, con la misma flor de la sensualidad (Privado)

Mensaje por Marcus Graham el Vie Ene 30, 2015 5:45 am

Observaría el menú, estando ahí no parecía haber problema alguno, se encontraba tranquilo sentado, observando que podía pedir, sin embargo una presencia se sintió ingresar al lugar, llamó la atención de todos menos la suya, no tenía intenciones de mirarle, pues, no le interesaba, no al rubio ahí buscando algo de comer, pero había una persona que si tenía cierto interés en ella, pero aun no se haría presente.

Sin embargo, no tardó mucho para que este tomara control de su cuerpo, entonces observó por sobre el menú y con la simple mirada encontró a la persona que deseaba, entonces cerró la carta del menú y se puso de pie, llevando el menú consigo hasta llegar delante de aquella divina dama, sonrió y le observó con suma tranquilidad -¿Destino? ¿Conoces esa caprichosa y mortal palabra?- le mencionó sin decir más, entonces se sentó justo frente a ella y colocó a un lado el menú, mientras veía lo que la dama comía, entonces llegó la mesera a quien, sin verle siquiera, pidió simplemente una taza de café y la chica se fue con el pedido.

Siguió observándole por incontables segundos, entonces añadió a la conversación -Volvemos a vernos... Afrodita... pero dime la verdad, me esperabas ¿cierto?... Sabías que no había nadie más para ti que... la misma guerra- comentó, claro, ella comprendería lo que decía, y claro, aquella conversación en cierta forma era muy privada y de ellos ¿Porqué? Pues, había música en el lugar, y los demás que se encontraban en las mesas aledañas simplemente conversaban entre ellos, sonrió entonces y ¿Bueno? ¿Qué más se podía esperar entonces? Pues, la llegada de la taza con café, que no tardó mucho realmente, y las respuestas que la Diosa podía tener para él, quien dominaba sobre la guerra.

Volver arriba Ir abajo

Re: En un pueblo tierra de nadie, con la misma flor de la sensualidad (Privado)

Mensaje por Mirza el Sáb Ene 31, 2015 2:04 am

Seguía disfrutando de su bebida y el pastel que había elegido, hasta que la voz que anteriormente en la reunión divina había escuchado resonaba de nuevo en sus oídos, Afrodita disminuyó la conciencia de la mortal y ahora tomaba el control total de su cuerpo, así que sonrió como respuesta de aquellas palabras.

-Destino... prefiero llamarle... hermoso capricho... ¿no crees? – le dijo al rubio mientras le dirigía una mirada algo sensual con una sonrisa en sus labios.

-Parece que... así fue – contestó a las siguientes palabras de aquel hombre, mientras la mujer dejaba la taza en la mesa y su mano se dirigía hacia la  mano de aquel, tocándole solo con sus dedos, acariciándole lentamente y por escasos segundos  hasta volver a su ocupación anterior, dirigiéndole una mirada de re-ojo al Dios Ares.
Si bien Afrodita gustaba de expresarse más con acciones que con mismas palabras, su singular forma de expresarse simplemente era delicada, sensual e improvisada pues solo se dejaba guiar por sus emociones.


-Y... que haces en un lugar como este... sin causar algún destrozo – preguntó aquella de forma pícara pues sabía que el alma de Ares gustaba de las batallas y peleas y ese sitio era todo menos violento.



Diálogos
Pensamientos
avatar
Mirza

Mensajes 531

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En un pueblo tierra de nadie, con la misma flor de la sensualidad (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.