Un dia como cualquier otro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un dia como cualquier otro

Mensaje por Erik Crowley el Lun Ene 12, 2015 12:28 am

** El sonido de la television invadia la habitacion central de la casa, un informativo previo al horario central nocturno me acompañaba mientras esperaba que Krassen llegara a casa. El sonido de liquidos hirbiendo y de las llamas en su maxima potencia terminaban de conformar el ambiente, mi cabeza estaba en los ingredientes y en transformar todos los componentes con los que contaba en una espectacular cena... me apasionaba hacerlo y tenia un orgullo particular cuando me encontraba en la comida. Saque uno de los fideos de uno de los recipientes, solo le faltaba un toque de calor para estar perfecto por lo que sonrei y termine de colocar las ultimas cosas que faltaban en la mesa para que pudieramos cenar cuando mi hermano llegara.

Sono el timer de la essen donde cocinaba la salsa, me apure a colar los fideos y preparar en un nuevo recipiente de vidrio una combinacion entre ambos contenidos. Servi dos platos, coloque algo de presentacion y los coloque en cada rincon de la mesa. Procedi a sentarme tras servirme un buen vaso de cerveza helada que utilizaria para refrescarme un poco mientras por primera vez preste atencion a las noticias, se informaban incidentes que habian acabado con destrozos en la ciudad, parecia ser moneda comun en Rodorio... despues de todo estaban en tierras sagradas, o al menos eso se decia por las calles.

+- ¿Donde estara?... yo tengo hambre

Me queje un poco entre aburrido y hambriento mientras miraba con algo de cariño la comida que habia cocinado, mas volvi mi mirada a la tele, tenia que esperarlo a el... despues de todo ese momento de la cena era sagrado para ambos desde que eran pequeños, eran esas cosas que no queria perder a pesar de tener una vida mas pacifica ahora. **

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia como cualquier otro

Mensaje por Krassen Crowley el Vie Ene 16, 2015 11:58 pm

Se me hace tarde para la cena.

Desperté casi que al medio día y fui a dar una vuelta por rodorio por unos encargos. Todo el ajetreo me llevo unas horas pero al fin termine y ahora estaba llegando a casa, con las manos ocupadas con bolsas con algunos víveres para la semana, y una que otra compra no necesarias pero hacía falta para entretenernos, como algunos juegos para la consola que teníamos en la sala de estar.

Tenía hambre, esperaba llegar y ver la cena servida en la mesa o Erik y yo tendríamos muchas cosas de las cuales hablar, pero conociéndolo dudo que se haga el vago y no haga nada, a diferencia de mí que podría habernos matado hace meses si hubiese sido yo el encargado de la cocina.
Al fin, había llegado.

Nuestra casa estaba a las afueras de Rodorio, no era muy grande pero era lo suficiente para ambos, desde afuera vi algunas luces del interior encendidas, así sabía que me estaba esperando. Habré llegado a tiempo? Recién la noche estaba cayendo, es la hora en la que usualmente dan las noticias por la tv, estaba un tanto interesado en el caso de los cuerpos comidos que han encontrado estos días, los rumores dicen que fue un caníbal el responsable aunque no creo que aquello de que un humano se coma a otro sea algo de hoy en día.

-Ya llegue!- le hice saber en voz alta, abriendo la puerta como pude y dejando las bolsas con los víveres y demás a un lado, cerrando la puerta con seguro, con solo entrar pude escuchar la voz de la bonita reportera, así que no estaba tan perdido con la hora, normalmente no llevo reloj conmigo.

-Ah que bien huele, tengo hambre.- de unos pasos y vi a Erik sentado frente al comedor con los ojos bien puestos en el noticiero. –De que están hablando?- tome asiento en la silla al lado contrario de él, había un plato todavía caliente reposando, esperando a que llegara para devorarlo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia como cualquier otro

Mensaje por Erik Crowley el Lun Feb 02, 2015 12:20 am

** No pude evitarlo, mi atencion fue absorbida por la noticia que estaba reportando el noticiero... sobre una ciudad un poco alejada de rodorio, algunos casos de desapariciones de humanos, otros de canibalismo... tanta violencia me daba un poco de miedo, no de enfrentarla sino de los limites que parecen haber desaparecido en el ser humano. Por un momento recorde algunos pasajes de mi infansia, me imaginaba el dolor de cada familia que habia sido destrozada por esas muertes y me volvi a preguntar, como tantas veces... si no habia algo que pudiera hacer al respecto contra aquellas energias.

El sonido de la puerta y aquel tono tan particular de voz alejaron mi cabeza de esos pensamientos tan turbios, Krassen habia vuelto y en cierta forma eso me reconfortaba un poco. Lo busque con la mirada cuando se asomo por el comedor y lo recibi con una media sonrisa, ni muy exagerada ni muy antipatica.

-+ ¡Hola hermano! Que suerte que llegaste, estaba por comenzar a comer sin ti je.

Estaba comiendo un poco mas que lo que acostumbraba, pero es que mi entrenamiento se habia vuelto un poco mas intenso en estos ultimos dias, es como si supiera de una forma quimica o biologica que pronto tendria que enfrentar varias dificultades. Nadie me lo habia dicho pero mi cuerpo ya lo sabia, y en consecuencia a tanto desgaste calorico necesitaba comer bien. Probe las pastas y mi sonrisa crecio, cocinar era algo de lo que podia enorgulleserme, y estaba seguro de que Krassen disfrutaria tanto o mas que yo de esta cena.

-+ Las mismas cosas, a veces creo que no deberiamos mirar la tele al cenar. Cuando veo tantas malas noticias juntas me recuerda a... bueno, no importa, de todas formas deberiamos ver algo mas alegre

Dije tratando de no nombrar nuestra tierra natal, resultaba algo extraño pero parecia que habian pasado siglos desde que habiamos cambiado esa vida de caos por esta de mas paz y tranquilidad. No queria recordarsela a el ni tener que pasar yo por la experiencia de recordar tantas cosas dolorosas. Tratando de distrarme de aquel comentario tome un poco de queso rallado que habia en un sobresito y coloque sobe mis fideos.

-+ Mejor contame, ¿Como esta la calle?, ¿Dificil?

Comente tratando de entablar una conversacion mientras no perdia tiempo para degustar y continuar comiendo el suculento alimento que me habia desidido a consumir. Por mi cabeza pasaba el viaje que pensaba emprender dentro de poco, algunas cosas que habia escuchado en la ciudad y la propia seguridad de mi hermano. Lo respetaba y admiraba, sabia que trabajaba duro y no deberia infundirle mis pensamientos locos de "heroe justiciero". **


Volver arriba Ir abajo

Re: Un dia como cualquier otro

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.