Nunca más un sueño

Ir abajo

Nunca más un sueño

Mensaje por Althea el Sáb Jun 07, 2014 5:32 pm

Últimamente había sentido inestabilidad en el cosmos de ella...  ¿Por qué? Siempre la había sentido, la había procurado y cuidado, siempre en las sombras, como si la observara en un sueño. Pero de un tiempo para acá las cosas estaban diferentes y eso le incomodaba. Demasiado inestable, demasiado oculto. ¿Había vuelto al horrible inframundo? No podía soportarlo más. Apretó sus manos hasta formar un puño, cerrando los ojos con fuerza.

- Sofía...

Susurró mientras sus pies se deslizaban por un campo lleno de flores, estaba descalza y portaba un vestido blanco hasta los muslos, de tirantes, sencillo, ésta vez sin ocultar su delgado cuerpo con parafernalia. Hacía frío y la noche estaba cayendo, provocando que los vientos agitasen sus cabellos castaños... Otoño e invierno... Las estaciones que nacían en la ausencia de Perséfone, según la mitología.

Se detuvo al pie de un risco... El paisaje era hermoso, coloreado de tonalidades rojas y púrpuras, con el sol casi oculto detrás de la pintura que parecía aquel lugar. Abajo, muy abajo del risco las olas golpeaban con furia las rocas. La chica se sentó en la orilla, dejando que sus piernas colgaran libres. Cerró los ojos y se concentró.

Su cosmos comenzó a elevarse en un color dorado. Intentaba llegar hasta Sofía donde quiera que se encontrara... Ésta vez no iba a abandonarla bajo ninguna excusa. De momento también esperaba a su compañero, quien prometió ayudarle con Sophie... Seguramente no se encontraba muy lejos, por si le necesitaba en algún momento.


Última edición por Althea el Vie Jun 13, 2014 4:18 pm, editado 1 vez




The Strength of Nature

What a wonderful world:




I see skies of blue,
And clouds of white.
The bright blessed day,
The dark sacred night.
And I think to myself,
What a wonderful world.
avatar
Althea

Mensajes 266

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca más un sueño

Mensaje por Kore el Vie Jun 13, 2014 3:12 pm

Lejos, en una distancia que para ella era apenas perceptible, sentía esa calidez. Donde los rayos del gran sol reinaban, en el plano más alto y distante de las profundidades del Inframundo. En la misma superficie, escuchó su voz. Más que el despertar de aquel cosmos magistral, era la sencillez y ternura de su voz lo que provocó en su interior un tambaleo inesperado. Así como podía sentirla desde las penumbras, dejó que una parte de su alma se fragmentara, dirigiendo esa parte de su ser divino hacia el ascenso. Mientras mantenía su esencia máxima durmiendo en la oscuridad.

El ascenso hacia el punto de luz le produjo aquella sensación tan conocida, era enfermizo como respondía ante ella, como resultaba la viva imagen de su “regreso” en épocas pasadas. De volverla a ver… y de separarse de…

Deshizo el nudo confuso de sus pensamientos y solo se dejó llevar por el instinto que poseía como ser divino. A la carga que siempre había de llevar, desde el origen de todo. Un regreso y una despedida, sin olvidar sentirse medio muerta por dentro en cada época pasada. Y ahora, no encontraba las respuestas precisas para explicar. Para… expresarse.

Sus largos cabellos cerúleos ondeaban como hilos transparentes de cosmos, y la imagen de su cuerpo esbelto iba envuelta en un vestido del mismo tono de sus cabellos, corto y deshilado, como si pequeñas manos hubiesen estado jugando con el mismo. El cuerpo humano de Persephone poseía como Sophie, los rasgos de una jovencita de no más de quince años de edad, ella podría esperarse cualquier cosa. Cualquier cosa que superaría su espera. No sabía a qué encontrarse exactamente.

“Sofía”

Aquella voz lejana, ahora era tan cercana. Había ascendido, dejando atrás la oscuridad del inframundo, dejando atrás una parte de si por un breve encuentro. Se preguntó internamente si él se daría cuenta de su ausencia…

—¿Sí? —susurró, y su voz suave se acopló a los sonidos de la noche que ahora caía con parsimonia.

… Una sonrisa a medias se dibujó en su rostro con estrecha confianza ante el escenario y ante su propia respuesta, como si una niña asomara la cabeza cabizbaja y traviesa ante una travesura. De pie junto a la naturaleza, el gusto de ambas. Pero, ahora, en la mirada de la menor, un tono rojizo pintó sus orbes. El mismo tono que adquirió una vez hace mucho tiempo al morder la deliciosa granada prohibida de manos de su esposo. Esa mirada era parte de su esencia.
avatar
Kore

Mensajes 61

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca más un sueño

Mensaje por Althea el Sáb Jun 14, 2014 1:58 am

La pudo sentir... No era ella en su totalidad, era un pequeño fragmento de su luz, la cual de por sí estaba casi extinta, casi transformada en un frío fuego fatuo. Así que había funcionado... Llamarle, atraerla con la calides de su cosmos... Althea se puso de pie, justo en la orilla de aquel risco, esperando verla, deseando con todo su corazón apreciarla de cerca por primera vez. Su corazón latía exaltado.

Ahí estaba... Con el cuerpo de una adolescente, con el rostro cargado de inocencia, con esos ojos llenos de travesura y a la vez de vida... Una vida mal gastada y desperdiciada en el inframundo. Su corazón se encogió al notarla con esa aura etérea poco humana, con esos movimientos vaporosos y casi "divinos". La mujer que le miraba, aún joven pero ligeramente mayor que la pelinegra, sonrió ampliamente con los ojos llenos de lagrimas. Ya se había convertido en una muñeca.


- Sofía Ceres... No me conoces en persona pero sé... Sé que aún así puedes reconocerme.

Siempre prensó que decirle y hasta tenía líneas guardadas para cuando "el momento llegara" pero todo se había ido al olvido teniéndola justo frente a ella. Poco a poco dejó sentir su cosmos, para que ella pudiera percibirlo. Dio un paso hacía la chiquilla, extendiendo una mano pequeña y pálida.

- Mi nombre es Althea Efthalia pero también tengo otro nombre... Un nombre que te explicará todo... Perdóname si estoy confundiéndote. - Estiró la mano un poco más hacía ella. - Mi nombre es Deméter.

El viento movió los cabellos de ambas al igual que sus ropajes, todo tan distinto una de la otra. La miró a los ojos, buscando cualquier muestra de reconocimiento, ya sea por su nombre o por su cosmos. Ahora era el momento de la verdad... Ahora era cuando sabría si su pequeña Sofía tenia esperanzas con ella... O no.

Albergaba esperanzas en que Perséfone estuviera lo suficientemente despierta como para reconocerla, confiaba en que de verdad hubiera sentido el cosmos que la cuidó desde pequeña, que su intuición no había fallado con ella... Creía... Esperaba que ella aún fuera lo suficientemente humana para sentir y poseer voluntad, así como lo suficientemente viva como para querer vivir bajo la luz del sol una vez más.




The Strength of Nature

What a wonderful world:




I see skies of blue,
And clouds of white.
The bright blessed day,
The dark sacred night.
And I think to myself,
What a wonderful world.
avatar
Althea

Mensajes 266

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca más un sueño

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.