Autumn Rain [Privado // Althea]

Ir abajo

Autumn Rain [Privado // Althea]

Mensaje por Enzo Galliard el Mar Feb 10, 2015 2:35 pm

A paso firme y constante pero bastante lento para su normalidad, la figura juvenil del muchacho avanza entre una aglomeración de gente notablemente distinta en físico a él, puesto que no se encuentra en su tierra natal. El sol apenas si brilla ya, preparándose para ocultarse como cada noche tras el poniente y por esto mismo es que la oscuridad comienza a hacerse presente sobre el asentamiento humano.

No obstante, tanto como el manto de Erebo amenaza con alfombrar el cielo para preparar el terreno propicio de Selene, la voluntad e influencia humanas se hacen presentes sobre la tierra con la aparición de no pocas luces artificiales traídas al mundo por los variados anuncios espectaculares, focos urbanos y demás fuentes de iluminación creadas por la mano y mente de los hombres para huir de las tinieblas que tanto los asustan. Por los símbolos que usa específicamente dicha parafernalia, queda asentado el hecho de que el peli naranja se encuentra en alguna de las tierras asiáticas, precisamente aquella conocida como China, más resulta curioso el que ande tan…campante, cuando siendo él un misántropo declarado camina por el las calles de aquel lugar que es famoso por ser el país con mayor concentración demográfica a nivel mundial.

- Puff… - de pronto suspira evidenciando cierta pesadez, aunque aun así está lejos de su mal carácter típico ante las grandes aglomeraciones de personas o de su actuar acostumbrado, pues tampoco busca destacar especialmente. - ¿Ahora para dónde? - continua con su monólogo, claramente confundido por su desconocimiento del país rojo a pesar de haber viajado tanto en el pasado. Tras varios intentos infructuosos de ubicarse, el que dice ser la reencarnación de un dios emite un nuevo y más largo suspiro que incluso llama brevemente la atención de los transeúntes más cercanos a él, luego simplemente se aparta del flujo de gente para refugiarse en uno de los numerosos callejones y tomarse un momento para relajarse.

Ya aislado, el efebo ahora vestido como un chico cualquiera con jeans de mezclilla y una playera roja con remates blancos, oculta sus grandes y brillantes orbes dorados para comenzar a reunir la concentración que desea… aquella calma que le ayude a encontrar lo que busca. “Vamos, debes estar por aquí…” habla para sí mismo, pues sus labios carnosos permanecen sellados. Acto seguido es que en torno a él se manifiesta un aura enaltecida que provoca disturbios en la corriente de aire por unos instantes, más está libre de luces u otras sensaciones que antes acostumbraba desplegar… como si decididamente Enzo se estuviera conteniendo o como si fuera incapaz de desplegar tal espectáculo al completo por alguna razón…

Funciona…funciona...” al tanto que se ruega a si mismo ser acertado en lo que intenta, en su mente puede ver como una película las escenas de su anterior reunión con la numen de la naturaleza, el cómo inicialmente quería solo usarla como parte de su plan pero luego la fue viendo como una aliada, como una amiga; así también se hace patente en su cabeza el recuerdo de haber enviado a ella, días después de la súbita separación, una hoja de parra especial que se encargaría de llegarle a cualquier costo para transmitirle su mensaje: volver a verse, pero ahora ya no en ruinas de un templo, sino en aquella república asiática donde el muchacho había logrado sentir un dejo del cosmos ajeno…

Es entonces que en su pesquisa el ojipardo da señales de finalmente haber encontrado a la chica que busca, aunque su carácter le hace seguir un tanto inseguro de la ubicación exacta. Como sea, ávido por alguna razón misteriosa por concretar aquel segundo encuentro prometido, el joven comienza a caminar para de nuevo mezclarse entre la gente, aunque ahora más pendiente con todos sus sentidos…



Pensamientos / Diálogos

~ Shed my skin, my fleece, my sin, my worms ~

Volver arriba Ir abajo

Re: Autumn Rain [Privado // Althea]

Mensaje por Althea el Lun Feb 16, 2015 9:59 pm

No recuerda exactamente que estaba haciendo cuando recibió la hoja de parra, pero inmediatamente al hacerlo todo lo que pasaba por su vida quedó atrás... Ahora que estaba relativamente en paz, después de dejar ir a su eterna hija y a su eterno odio: Hades, se sentía mucho más tranquila, en paz consigo misma... Sus sentimientos siempre en conflicto se habían calmado y de momento podía decir que no estaba preocupada por nada, salvo avergonzada de su ultimo encuentro con Dionisio, además de mucho mpas relajada con respecto a Hermes, quien de alguna forma se calmó... ¿Habría sido cosa de Leliana? Sí, su nueva aliada quien le daba, además, un dejo enorme de seguridad.

Así pues, no tardó en responder al llamado, pensando que jamás sucedería. Como una adolescente o una chiquilla enamorada se limitó a prepararse lo más que pudiera, esperando la noche en que se verían en Pekín, capital de la enorme y poblada China. La verdad es que no tenía ni la más remota idea de como ligar... Además, después de reírse como boba en el espejo y revolcarse en la cama, había llegado a la conclusión de que no iba a eso, sino más bien, a terminar lo de sus supuestos planes que de momento había parado toootalmente... Ahora debía explicarle que se había echado para atrás por razones "familiares". Así pues, se decidió por ir de la forma más común posible, calmada y sobre todo, con la convicción de no volver a echar a perder el encuentro con sus extraños comportamientos.

En la tarde anunciada, casi noche, Althea anda por la calle llena de gente, distinguiéndose de los rostros asiáticos aunque encajando en sus estaturas. Andaba por aquél distrito comercial donde quedaron de verse, pasando de lagro tiendas, boutiques, restaurantes, pastelerías, cafés, locales de internet... Todo lo que un sitio concurrido como ese pudiera necesitar. Portaba unos jeans pesqueros, hasta el tobllo, de color azul cielo con zapatos bajos color salmón; camisa gris y sobre ésta una blusa blanca de encaje para finalizar con un suéter color salmón hecho a mano. Su cabello estaba suelto pero maravillosamente (?) estaba peinado, sostenido por una diadema gruesa. Portaba como accesorios un cinturón blanco, algunas pulseras de cuentas coloridas y una pluma que adornaba su cabello... Nada ostentoso, pero tampoco dejado al "ahí se va"

- ¿Dónde es que exactamen---? ¡Ouch! - Se dio un tremendo cabezaso con alguien que salía sin previo aviso de un callejón. Cerró ambos ojos y se llevó las manos hasta la frente, haciendo una mueca de dolor, abrió un ojo castaño sólo para encontrarse con ese rostro pálido y aniñado. - ¡Enzo! Digo... Hola... Que enorme coincidencia, jeje.

Había intentado monitorearlo por medio de una de sus habilidades pero ésta se basaba básicamente en la naturaleza del entorno... Y aunque no faltaba la vegetación en jardineras o en las casas, no eran suficientes para tanta gente en una sola manzana... Pero lo poco que había reconocido la había llevado hasta allí, donde gracias a sus estaturas casi iguales es que sus frente se encontraron precipitadamente. Y aunque ella tuvo que seguir la conversación... Se quedó callada, algo nerviosa por su presencia mucho más juvenil y mortal lo que lo hacía lucir... Extrañamente real. Se sonrojó un poco sin razón aparente, mientras se sobaba la frente.




The Strength of Nature

What a wonderful world:




I see skies of blue,
And clouds of white.
The bright blessed day,
The dark sacred night.
And I think to myself,
What a wonderful world.
avatar
Althea

Mensajes 266

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Autumn Rain [Privado // Althea]

Mensaje por Enzo Galliard el Mar Feb 17, 2015 1:40 pm

- Tu hijo de… - estaba a punto de reclamar al darse ese frentazo, cuando la voz femenina y tierna de su interlocutora revela que es alguien conocida. - ¡A-althea! – solo atina a responder en seguida, con un más que obvio sonrojo tanto por la vergüenza de haber estado a nada de insultarla como por su nerviosismo al verla taaan de cerca.

Por lo anterior también es que el efebo no tarda en intentar retroceder apenas reacciona, eso sí, sin apartar sus orbes que como platos siguen abiertos ante la visión de la muchachita que ya bien conoce. – Yo… este… ¡lo siento! – agrega luego ya ligeramente más tranquilo, aunque opta también por rascarse insistentemente la cabeza de frente enrojecida como buscando un escape conceptual en esa acción. Curiosamente, de forma más que notablemente distinta a sus anteriores encuentros, Enzo luce mucho más “humanizado” y natural, no se preocupa en extremo por sobreactuar sus reacciones ni tampoco intenta desplegar ese aire de divo que antes podría pensarse que era inseparable de él… ¿la razón?... ninguna que sea lo suficiente clara como para ser útil en la búsqueda de conjeturas.

No obstante a lo anterior, casi cualquiera algo de suspicacia, al poner atención en el chico, debería ser capaz de notar su piel un tanto más pálida que su tono común, además de ojeras apenas marcadas que otrora no vivían en su rostro juvenil; así pues, observándolo bien resulta obvia una falta de descanso como tal en al menos un par de días…casi desde la culminación de su primera reunión a solas con Deméter.

Aun así el muchacho no se queja ni parece tener intención de hacerlo, de hecho, luego de ese breve momento incómodo finalmente parece recordar lo que lo llevó ahí o más bien juntar el valor para volver a hablar… - Y no es una coincidencia cofcof - dice haciendo como que tose – te andaba buscando, recuerda que te cité en esta ciudad para tratar ciertos temas … - pese a que por sus palabras pareciera estar riñéndole a la chica (y realmente eso es lo que hace), no se escucha como un dios guerrero reclamándole a su aliada, sino como un joven que le pelea a su amiga por haber resultado difícil de encontrar cuando no debería haber sido ese el caso. Como sea, por las actitudes y gestos de ambos, así como sus respectivos atuendos, aquello más que una reunión entre dos deidades parece una cita entre dos preparatorianos inexpertos.

Seguidamente el ojipardo le da la espalda a Althea aunque no tarda en buscarla con la mirada, de reojo. - Pero no es algo que pueda decirte aquí, ven… - la llama casi solemne haciendo un movimiento con su dedo índice delgado y delicado, mientras esperando a que ella lo siga comienza a caminar entre el gentío hacia un lugar más “privado”… si, hacia aquel callejón del que salía cuando se dieron el encontronazo.



Pensamientos / Diálogos

~ Shed my skin, my fleece, my sin, my worms ~

Volver arriba Ir abajo

Re: Autumn Rain [Privado // Althea]

Mensaje por Althea el Vie Mar 06, 2015 8:15 pm

El chico no solamente vestía diferente... Más actual, sino que su comportamiento era más humano y menos divo. ¿Qué había pasado? ¿Su primer comportamiento y apariencia era una mera pantalla para crear una primera impresión más que curiosa con la diosa? Tenía bastantes preguntas rondando por su cabeza, la cual sentía un dolor en la frente por el cabezazo que se dieron... Pero entonces, aún sonrojada como estaba, se sorprendió en sentir un nuevo retortijón en el estómago al escuchar su nombre ser pronunciado por aquella voz de adolescente... Por esos labios delicados. Dio gracias a los demás dioses que ya estaba algo roja y que no fuera muy notorio.

- No hay problema, yo también lo siento.

Respondió entre una risilla, escuchando su disculpa pero entonces lo vio. Al primer alcance no se había percatado más que de las generalidades pero ahora, un poco de tiempo después de observarlo tan de cerca se percató de esas ojeras, de esa palidez... No recordaba haberlo visto así la vez pasada y se sorprendió bastante, incluso desapareciendo su sonrisa. ¿Estaba bien? Sintió una presión en el pecho, preocupándose por el chico. ¿Había pasado algo con Hermes, o con algún otro dios? Separó los labios para cuestionarlo pero él fue más rápido y soltó aquél reclamo infantil que la hizo resaltar una vena en la frente, mientras sonreía fingiendo enorme molestia.

- Ejem... Me refería a que coincidencia que chocáramos así... No que nos encontráramos...

No estaba enojada y de hecho aquél regaño había aligerado enormemente la situación, lo que provocó una suave sonrisa y una mirada... pues... no hay forma de describirla... Como una niña que ve algo deseado por mucho tiempo tras un mostrador... Como una novia mirando un vestido... Como la adolescente que mira por la ventana a un chico en particular, jugando en un campo de fútbol... Pero salió de sus pensamientos -que sinceramente estaban en blanco, sólo observando al chico- y de un respingo asintió, regañándose por dentro al dejarse ir tan estúpidamente, siguiéndolo al callejón. No fue necesario otra petición u otro gesto, no tenía miedo de él y pronto estuvo a su lado en aquél espacio de donde salio previamente.

- ¿Qué quieres decirme...? Pero antes... ¿Estas bien? Te noto algo... desmejorado. ¿Estás enfermo?

Sí, no espero a que él comenzara con la conversación ya que estaba realmente preocupada por esa apariencia. Miró alrededor, en ese espacio reducido lleno de botes de basura... No estaba especialmente sucio pero tampoco era algo lindo o digno de estar. Aún así no expresó nada al respecto, alguna razón tendría Enzo para estar ahí... Extraño lugar para una cita... "¡Que no es una cita!" se dijo a si misma, sonriendo bobamente al verlo esperando su respuesta.




The Strength of Nature

What a wonderful world:




I see skies of blue,
And clouds of white.
The bright blessed day,
The dark sacred night.
And I think to myself,
What a wonderful world.
avatar
Althea

Mensajes 266

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Autumn Rain [Privado // Althea]

Mensaje por Enzo Galliard el Dom Mar 08, 2015 2:54 pm

Sus ojos ambarinos muestran cierta reticencia a ver directo a la chica, más curiosamente esta vez no es por vergüenza o desagrado hacia ella, sino porque, ya dentro de ese pequeño y sucio callejón, el efebo se siente igual o peor de incómodo que cuando estaban rodeados de gente…

- Tsk… - masculla a la par que un curioso tic comienza a aparecer en su ceja, señal de que guarda una paciencia relativamente corta; no obstante cuando escucha la pregunta ajena su rostro varia notablemente del anterior a uno de insospechada alegría…como si se iluminara gracias a una luz conceptual – Si, lo estoy… - le contesta acompañando sus palabras con una sonrisa cálida, más su actitud vuelve a cambiar cuando cae en cuenta de eso…

- E-es decir… ¿por qué no lo estaría?, recuerda que soy Dionisio… - agrega sin reparar en su semblante mientras hace una actuada mueca que intenta reflejar superioridad, ya que trata de enmendar lo que percibió como un “error”…esa debilidad confusa que Deméter o más bien, Althea, parece tener la capacidad natural de provocar en él, algo que lo inquieta sobremanera.  

- Pero bueno, te agradezco la pregunta…Deméter – se esfuerza por denotar una actitud educada más cortante, como si el motivo para haberla llamado ahí fuera simplemente seguir con los “negocios” pausados forzosamente en Grecia. – Te llamé aquí porque necesitaba algo de “privacidad”, un lugar donde no pudiéramos ser escuchados por el oído vigilante de Hermes o vistos por algún curioso… – comienza a explicar aunque para variar oculta cosas, pues bien podría haberla convocado en los viñedos divinos, un lugar mucho más digno que esa tierra sucia, pero por una razón inquietante dicho lugar consagrado a él o más bien a la deidad que pretendía ser, había empezado a marchitarse casi a la par de su primer encuentro con ella…convirtiéndose en una opción incómoda.

- Resulta que lo he pensado mucho, pero quiero darte la parte del casco de Hades que encontré - de pronto declara sin venir a cuento, actuando caprichoso – Mis sátiros siguen dormidos, sería imprudente de mi parte ir a una guerra solo… además esa cosa comenzó a arder repentinamente hace poco… ¡es como si quisiera quemarme! – continúa siempre tratando de externar preocupación solo hacia él mismo, más valiéndose del ambiente desagradable y oscuro de aquel callejón en que están, pretende ocultar sus verdaderos motivos como un niño que esconde su basura bajo la alfombra, aún si esa farsa le trae la desaprobación de su única aliada…

Solo aguanta un poco más, no dejes que te vea patético… no ella” si su mente fuera audible como lo es su voz, la chica frente a él se encontraría ante un Enzo confundido, atribulado, pero sobretodo víctima de un profundo y creciente miedo a consecuencia de una negación que se esfuerza por mantener; no es normal, dado su carácter, pero tal maraña de sentimientos se debe en parte a su experiencia pasada con ella y en otra gran medida a la innegable debilidad en la que se siente cada vez más sumergido; efectivamente, su aspecto está desmejorado a comparación de cuando visitó la región de Ática, sus poderes ya no se despliegan majestuosos ni carga con su séquito lumínico…ni siquiera trata ya de verse como un personaje sacado de algún mito antiguo, y todo por una simple razón: al no estar destinado a contener naturalmente el alma de Baco, el cuerpo del mocoso Galliard ha comenzado a sentir el castigo por su osadía y se degenera cual hoja de parra fuera de su temporada, se marchita, pero el orgullo tonto del farsante intenta sostenerlo para que aunque sea pueda despedirse a su manera de aquella diosa que irónicamente le mostró en tan poco tiempo otro concepto de “humanidad”…



Pensamientos / Diálogos

~ Shed my skin, my fleece, my sin, my worms ~

Volver arriba Ir abajo

Re: Autumn Rain [Privado // Althea]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.