Dark side of the moon [Unleashed]

 :: On Rol :: Inframundo

Ir abajo

Dark side of the moon [Unleashed]

Mensaje por Lord Ahren el Vie Ene 30, 2015 12:42 am


Darkness awaits...
Tierna y dulce luna, no lo olvides: no se brilla... si no hay oscuridad.





El Tartaro

En algún lugar de la densa profundidad terrestre.


Y en un momento te despiertas en la mas densa y completa oscuridad, miras hacia los lados y anhelas encontrar un punto exacto de referencia, pero todo lo que encuentras son tinieblas, de la misma manera en que no ves nada mas allá de tus ojos temes haberte quedado ciego, no ves ni siquiera tus manos, aunque sabes que están ahí, puedes palpar tu cuerpo por lo que eres aun etéreo, pero aun así, no puedes ver nada... tu cerebro te dicta que no hay nada que ver, la ausencia de luz es absoluta y el silencio en ese lugar es apabullante, casi puede volverte loco... tanto que un leve pitido comienza a poblar tus oídos haciendo insoportable la estadía, de pronto te mareas, presientes que caerás de rodillas puesto que al no ver sobre que estas parado tu cerebro no sabe estabilizarte, y te preguntas nuevamente: ¿Habrá donde caer de rodillas? pero de pronto el pitido remite, reconoces un sonido, profundo y fresco, una especie de brisa te rodea... la sentiste antes en Transilvania, cuando provocaste el caos y la confusión en los corazones mas puros y brillantes, pensaste que fue un sueño... mas sin embargo aquí estoy, hablándole a tu mente; se que puedes escuchar mis pensamientos como si fuese un relato... No, Ahren, no temas... después de todo, yo vivo dentro de ti y tu te alimentas de mi, pronto... muy pronto, nos marcharemos de aquí a gozar los placeres de la vida, tal y como es digno de una deidad.

De pronto la voz se acalla, el latido tenue de un corazón retumba en el ambiente, el peliblanco no sabe si es el propio o ajeno, solo sabe que esta de pie en medio de la oscuridad...


- ¿Donde estoy? ¿Quien eres? - La voz del aleman resuena como un eco que quiebra toda la paz, siente ahora que cosas gigantescas se arrastran por la tierra, si, ahora siente la tierra bajo sus pies, roca fria e irregular, teme por su vida y retrocede unos pasos, algo esta ahi...    - ¿¡Donde estoy!? -

"Estas en el Tartaro"

Las voces de los seres sempiternos le contestan, el ultimo latido emerge como una explosion y entonces Ahren siente el calor intenso en su cuerpo, quema su interior como una llama imperecedera, pero apenas dura un instante, es una explosion... como el cosmos en sus inicios, un big bang eterno de energia que recorre su cuerpo, entonces dos almas se encuentran: el albino humano y el pelinegro dios, ambos se observan, el dios parece una sombra sin embargo adopta la figura de un samurai, un antiguo guerrero nipon; Ahren se sorprende, pues estaba pensando justamente en algo asi, entonces ambos se miran... saben que no son muy distintos, el lo eligió como un recipiente, Ahren esta dispuesto a todo por poder... pero no todo es tan fácil, ya que el pequeño humano no puede quebrar las barreras que lo separan, para ello necesitarían un ser de gran poder.

Necesitarían otro dios.  




Última edición por Lord Ahren el Vie Ene 30, 2015 2:23 pm, editado 1 vez





Show me a hero... and i will write you a tragedy.
Lord Ahren von Heine

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark side of the moon [Unleashed]

Mensaje por Ishtar el Vie Ene 30, 2015 1:38 am

Era aún raro, después de tanto tiempo, aun después de saber quién era y de seguir su vida como si realmente el enterarse de ser la reencarnación de la diosa de la luna Artemisa, sentía ese llamado. Algo la llamaba, algo o alguien…Esa era una fuerza oscura, sabía que no era algo normal. Se había detenido durante un tiempo, pero la escuchaba…Era una voz que no la asustaba, pero que la llamaba. No podía simplemente ignorarla.

Días pasaban, días con sus noches plagadas de esa voz, una voz que no solo le susurraba palabras al azar, era una voz que poco a poco empezaba a causarle otras emociones. Oscura, potente, aunque no lo pareciera se sentía gusto, pero despertaba bañada en sudor, con la respiración agitada y obligada a tomar largos baños de aguas frías para calmar las ansias que sentía.
“Tu castidad debe ser cuidada, ya que eres Artemisa, la diosa virgen de la luna” o al menos eso le habían dicho. Ella no entendía bien aquello, pero no era algo que le molestara, ya que para ella esas cosas no son algo que simplemente le interesaran, encontraba más interés en cazar, viajar y mantenerse activa, ya que no podía estarse quiera por mucho tiempo y ese era un problema y lo sabía.

Harta de estar encerrada, de sentirse un trofeo más de aquel gran templo decidió salir a caminar, entonces sintió esa voz, una voz que traspasaba fronteras y dimensiones….su oscuridad le carcomía el cuerpo, pero no le dolía…era muy diferente a todo lo que había sentido antes.
Cayo sobre sus rodillas, respirando agitadamente y dándose cuenta del origen de aquella voz.

—Señorita Artemisa!— se escuchó de dentro del templo, mientras unos pasos apresurados se acercaban a ella y le tomaban en brazos ayudándole a reincorporarse.
—Ishtar! Les he dicho que mi nombre no es Artemisa….es ishtar…— dijo respirando agitada. —Prepara mis ropajes….tengo que irme—
Sin más le prepararon un hermoso vestido blanco, con tocado de fina plata y una diara que adornaba su frente. Mientras le vestían advirtió —Debo ir al tártaro...—
Las doncellas que le acompañaban, reencarnaciones de algunas de sus musas miembros de su sequito en la antigüedad no deseaban dejarla ir al tártaro, pero ella igual se retiró.

Llego a aquel lugar, donde esa presencia y esa voz que susurraba palabras incomprensibles se originaba. La oscuridad se disipaba por donde caminaba y no lo entendía, pues no usaba su cosmos para que esto pasara, pero al parecer, su naturaleza divina quedaba a flote entre tantas tiemblas, donde extrañamente, ella se sentía comoda.

—Quien me ha llamado?! Muéstrate! Dónde estás?— preguntaba mientras continuaba buscando y siguiendo aquella presencia que cada vez más hacia que el pecho se le oprimiera, y no sabía exactamente porque.







—Hablo——"Pienso"—
Cronología
avatar
Ishtar

Mensajes 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark side of the moon [Unleashed]

Mensaje por Kolkrabe el Vie Ene 30, 2015 3:20 am

Es en las sombras que has nacido y en las sombras que morirás, no existe otro futuro para ti, un ser que nunca ha visto la luz, un humano que fue cosechado en el seno de los infiernos solo es capaz de entender la oscuridad como ningún otro, sentirla, viajar a través por ella. Tantas cosas maravillosas y se le habían privado, no se quejaba, era quien era, las hermanas del destino así lo habían querido y su destino se acercaba al final, las tijeras cortarían aquel hilo en cualquier momento pero había tenido el privilegio de poder escoger quien sería su ejecutor y quien su sucesor antes de que su vida se consumiera, le habría gustado tener un poco más de tiempo. No le habían quedado lugares por recorrer, más si mil cosas que sentir, los sentimientos se arremolinaban en mi cabeza mientras paseaba con Vidd por mis tierras y las que una vez fueron suyas.

Mi compañero, amigo y hermano… mi verdugo, el devorador de almas.

Todo estaba preparado, las plumas de mis alas iban desapareciendo, cada vez eran más débiles, translucidas, perdiendo aquel encanto, aquella magnitud que las caracterizaba cuando acompañaban mi oscura armadura, ahora incompleta, suspire, la charla no me gustaba pero debíamos tenerla, un preparativo final antes de la despedida, quizás la última vez que lo viera cuando tuviese que regresar a por mi alma humana, no era frio con él, nunca había habido un trato distante, las charlas eran amenas y aunque ambos tuviéramos nuestro lado complicado las risas no faltaban, pero estas se apagaron por completo.

Lo detuve, nada se escapaba, nada se ocultaba en mi reino, todo lo veía, todo lo sentía, mi presencia en el Inframundo era omnipresente, nadie había sido invitado, mi reino estaba prohibido para todos aquellos que no estaban muertos o no querían morir, un cosmos antiguo oscuro, otro reflejaba una luz particular, la luna. No estaba enojado, pero en este momento no tenía ganas de recibir visita alguna, le había dado la orden a mis jueces y a Pandora que nadie se acercara a mi reino sino era invitado o yo no lo aprobaba y esperaba que estos dos dioses tuviesen una buena excusa para presentarse en mi mundo sin permiso alguno.

Mi mano acaricio las plumas invisibles en mi espalda, atrapando entre mis dedos una pluma que arranque con delicadeza, le indique a Vidd que me acompañara, después de todo yo le había pedido que se acercara de nuevo a su viejo hogar para hablar, no iba a dejarlo atrás ni solo – tenemos visitas repentinas, me alegrara que sean como Hefesto a ti no? – él sabía a qué me refería, aquel dios se había atrevido a entrar a mi reino y retar a mi esposa, le había costado la vida de un de sus caballeros y la perdida de la persona que amaba, recordaría no volver a pisar el Inframundo sin mi permiso.

Todo ser vivo sabe que el Infierno no es un lugar para ir y aquel que lo alcanza solo sabe que le espera la muerta en manos de aquel que no posee sentimientos. Mi cosmos rodeo con tranquilidad la pluma que luego deje caer, esta cayó lentamente en el aire y a su paso iba creando una estela de cosmos. Un portal se abrió absorbiendo la pluma, el paradero de quienes no eran bienvenidos sin permiso, mi oscura capa ondeo antes de poner un pie dentro del portal, Poseidón me seguiría.

- La luna y la oscuridad… - mi vos fría y distante sonó casi imponente, mi cosmos no se presentaba agresivo pero si advertía que no eran bienvenidos – no puedo decir que es un placer, me habría agradado recibir un mensaje de su parte y no tener que recibirlos de esta manera – mi mano se extendió a mi lado y la espada sagrada con que había herido a mi padre apareció en mi cintura – creía que los tuyos, los antiguos aún no habían despertado – mire fijo a quien portaba aquel cosmos oscuro, lo conocía, era el mismo que tenía Nix, el mismo que Caos a los que tiempo atrás había visto, diferente a la pequeña Hemera, hija de la noche - Erebo – susurre.

No mire a Artemisa, realmente me desagradaban las visitas de mis familiares olímpicos, no me gustaban las presentaciones forzadas o repentinas, intentaría ser respetuoso al menos al principio de la charla, quizás, al igual que ella, tenían intenciones particulares que charlar conmigo, de lo contrario era probable que la luna dejara de brillar y la oscuridad desapareciera pronto, un pequeño hilo de mi cosmos viajo, un llamado a mis jueces y a Pandora, una advertencia o una invitación a reunirse conmigo en caso de que los necesitara – díganme, a que debo su visita tan repentinamente?? – mi mirada seguía fija en Erebo, ese hombre tenía algo que me llamaba la atención, un grito a mi alma de querer alzar la espada, no, debía controlar mis instintos, aun no, era pronto.




Volver arriba Ir abajo

Re: Dark side of the moon [Unleashed]

Mensaje por Ishtar el Dom Feb 01, 2015 3:39 am

Aun no estaba muy familiarizada con todo….le costaba mucho trabajo acceder a sus memorias pasadas, tal vez era que más que un recipiente en el cual dos personalidades podían vivir hasta que la humana desapareciera y la divina dominara, Ishtar era una reencarnación que desde niña se había visto como la nueva vida de la diosa, que poco a poco despertaba su cosmos, no tenía una guía ni nadie que le dijera que era o que pasaba.
Ciertamente mirar al hombre que había aparecido de repente frente a ella le había causado un gran susto. Ella aun no dominaba del todo el poder reconocer los cosmos ajenos a los que la rodeaban, como podría? Si con trabajos y recordaba cómo era el cosmos de su hermano apolo, y lo reconocía a causa de varias reliquias que aun poseían la presencia de su hermano, pero de ahí en más, no había nada que le dijera quien era quien.

Conocía el tártaro, había estado ahí anteriormente…pero no recordaba cómo había llegado ni salido de ahí, aunque si la presencia del lugar, eso le había facilitado regresar a aquel lugar identificando el aura tan peculiar de ese lugar.
Su cuerpo se tensó un poco. Vio a una persona frente a ella, a unos cuantos pasos de distancia. Era un albino, alto, de facciones ciertamente atractivas, pero no sabía quién era, aunque podía intuir por su presencia que era un humano normal…o al menos eso parecía.
—Un humano vivo en el tártaro?….según me contaron….es casi imposible para un humano estar aquí…— Sus rojos orbes se quedaron fijos en un punto dentro de toda esa oscuridad sin decir nada. Apenas se acostumbraba a sentir toda aquella mezcla de energías que había en aquel lugar.

Ahora que lo analizaba bien, la primera vez que había llegado, aquellas energías inmensas le habían presentado una gran carga por lo que seguramente había perdido el conocimiento, en cambio ahora, aunque era algo desconcertante sentirlas, no representaban un mayor obstáculo, aun así se concentraba en encontrar ese cosmos oscuro que le llamaba.

De repente una figura apareció, atravesando una especie de portal, era magnifica ciertamente, pero no podía reconocerle. Por un momento pensó que el hombre frente a ella era quien le llamaba, pero su cosmos era diferente, aunque sabía que era el cosmos de un dios y que lo conocía de antes. —Lo…lo siento…me es difícil aun…adaptarme a lo que soy…mi nombre es Ish..— no termino de decir aquello cuando el nombre que dio le retumbo en la cabeza. —Erebo?— susurro….mirando fijamente a aquel hombre para entonces al sentir el cosmos amenazante nuevamente del sujeto de las alas, darse cuenta de que se trataba del dios Hades.

El escuchar ese nombre, el nombre del dios de la oscuridad. Sin tardar nada, hizo que su cosmos ardiera, tratando de amedrentar al dios Hades, por lo que con su brillo ilumino aquel lugar, hasta llegar donde Erebo, bañándolo con su cosmos por completo, dejando iluminado aquel espacio con la luz que desprendía del mismo—He venido aquí porque sentí que alguien me llamaba…desde hace muchos años sentía su llamado…y hoy al fin que he podido encontrarle, quiero saber que menesteres quiere conmigo…Erebo….porque me has llamado? —

Estaba nerviosa, ciertamente jamás se había topado con otros dioses hasta ahora…pero porque Erebo le llamaba tan insistentemente? Porque razón Hades no soportaba ni verla?...Aun había cosas que no entendía bien, tanto de su pasado como de su presente y a donde iría en el futuro, pero tal vez Erebo tenia algunas respuestas y esperaba sobre todo que Hades no la tomara como una amenaza. No estaba ahí para iniciar una pelea ni quería pelear con nadie, solo deseaba respuestas, pero de cierto modo…se sentía bastante rara mirando al albino que había reconocido hades como Erebo.


—Hablo——"Pienso"—
Cronología
avatar
Ishtar

Mensajes 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark side of the moon [Unleashed]

Mensaje por Lord Ahren el Dom Feb 01, 2015 5:00 pm

En un intenso arrebato de soledad, el joven de cabellos blancos avanzo lentamente hacia la oscuridad impenetrable, ahí lo pudo observar detenidamente... se trataba de un ser oscuro, tan oscuro que uno no podría menos que sentir el frío que desprendía su sola presencia, y sin embargo atraía a el joven Ahren a sus brazos, a su profunda y densa oscuridad, no existía tan densa oscuridad... no había existido desde el inicio de los tiempos, toda la oscuridad posterior al nacimiento de los Titanes no había sido, si no, una simple sombra adusta y perecedera de la que inicialmente dominaba el cosmos completo; dormido en lo mas profundo del Tartaro, en la zona donde las sombras danzaban sin cadenas, las cadenas auto impuestas se formaban como grilletes de oscuridad en los brazos del primordial dios de la oscuridad sempiterna, la oscuridad inicial; muchos habían osado compararlo con su hermana Nyx con el pasar del tiempo, pero el no era solo un momento en el circulo cambiante del día, el no era la ausencia de la luz a la cual se designa como noche... el no era como los posteriores, como los titanes y los olímpicos... a los cuales el deliberadamente calificaba simplemente como "Penumbra"... los "casi sombra", no, el era la fuente de todo lo oscuro y sombrío, el era la personificación; y así lo sintió el cuerpo de Ahren mientras se colaba en cada poro de forma intensa, ahora no era solo el de pie en el frío Tartaro, ahora eran el y Erebo.

De pronto la voz se acalla nuevamente, la oscuridad se ve invadida por un haz de luz, la vista del primigenio se ve afectada ligeramente por lo que observa, reconoce ese brillo, pues lo ha estado viendo eternamente desde que estuvo encadenado en su propia prisión, es esa sempiterna luna que cubre el reino de la superficie durante ciertas noches permitiendo así a los seres mortales vagar por la superficie de Gea, la ve caminar lentamente, aun le habla a la figura del joven que tiene delante, no entiende que ya no esta ahí, lo que tiene delante es solo la sombra que dejo tras su reunión con el dios, las sombras la rodean y así mismo lo hace Erebo, la observa detenidamente, investiga su aroma, su brillo innato y su manera de llevarse, la nota temeraria... pero también indecisa, es una diosa en ciernes que aun no ha descubierto su potencial, sin embargo al igual que como todo ser vivo: tiene sombras y esto se traduce en la oscuridad del ser mismo, ningún ser vivo esta exento de oscuridad mientras pueda sentir o simplemente pensar; pues en el pensamiento se aloja la semilla de la oscuridad.


- Estoy en todos lados - La cavernosa voz resuena en todos lados, es omnipotente... es casi como si el Tartaro mismo y el Inframundo estuviesen hablando, es la voz propia de esa tierra envuelta en la oscuridad maxima, mientras la voz termina de temblar incluso el regente de esta tierra que existe mucho antes que estos niños inmortales se percata de la presencia de ambos: el rompecabezas esta completo, todas las piezas estan en su lugar y es soll cuestion de liberar los eventos que desataran la oscuridad en los reinos en guerra.    - Hijo de Kronos, sombra del inframundo... el placer no puede ser tuyo... pues es, por completo, mio - Se evaporo entonces por completo esa sombra que parecia ser un ser humano y entonces emergio lentamente la presencia del original, mucho mas grande e imponente que aquellos que llamaban ser "Titanes", titanica en verdad era la original forma de Erebo, que lo era todo y estaba en todos lados... o lo iba a estar al menos.   - El despertar debía empezar en algún lugar y en algún momento... ¿Que mejor lugar que este? ¿Que mejor momento que ahora? - Volvio su mente hacia Artemisa y entonces dejo que su cosmos hablara por el.  

"Si deseas respuestas te serán entregadas en el momento correcto, si puedes seguirme."

Por visitante deberás referirte a tu sobrina, pues yo... Erebo, soy la oscuridad y  la sombra, que llena todos los rincones y agujeros del mundo; soy esa densa oscuridad por donde descienden las almas que alimentan tu Inframundo... el cual solo es iluminado por las tenues llamas que tu mismo con tu vasto poder creaste, hijo del cronida.  

Entonces los finos hilos del Caos se desataron, lentamente comenzaron a hilvanarse hasta formar un fuerte y denso cordel que unia a los presentes, Erebo no desatendio a dicho momento y sonrio, aun no se mostraba, no mostraba su verdadera forma, solo estaba frente a ellos como una gran masa de oscuridad con su voz potente.

Hades, durante eones fui testigo de tu infructuosa batalla por enfrentar a los mortales, he visto el declive de los hijos del cronida y también el de estos, todos están destinados a decaer lentamente... y tu error radica en querer enfrentar y aniquilar de la faz de la tierra a aquellos seres que alimentan los fuegos mismos del inframundo, pero como todo joven estas presionado por la idea de tener la razón... de la injusticia de haber sido exiliado aqui con el premio menos bonito luego del final de tan ardua batalla... ¿realmente fue un premio menor?

La consciencia de Erebo se manifestó a través de todo el inframundo, asi como Hades advertía a todos los suyos, esta vez era el primigenio quien develaba a todos y cada uno en el reino de la muerte su presencia, a diferencia de Hades, hizo arder su cosmos de manera fugaz imponente... tal y como lo emulara un big bang; sin embargo en este dual despliegue de cosmoenergias hubo una tercera, esta irradio una luz tremenda que si bien era solo un reflejo de su hermano no dejaba de ser pálida y hermosa, la misma ilumino todo el lugar revelando la imagen del primigenio realmente a todos, un gigante de extensiones bestiales atado por inmensas cadenas negras, sus grilletes se movieron pues la luz lo aturdió un instante, sin embargo aprovecho el reflejo intenso de la luz de luna sobre la espada de Hades para que sus grilletes fueran bañados por esta, involuntariamente y fortuitamente ambos habían contribuido un poco en la liberación de su esencia; aprovecho este momento para replegar nuevamente su oscuridad a voluntad por primera vez en tantos milenios que era imposible contarlos, hizo retroceder inclusive la luz de Artemisa, sin embargo luego de unos instantes el gigantesco cuerpo desapareció dando lugar a un simple humano, a la misma altura que los otros dos dioses.  

Mi tiempo de sueño ha acabado, vuelvo a renacer en esta era... Se volvió a observar a Hades y sonrio con ligereza, tan distintos eran ese albino y el dios del inframundo, y a la vez tenían algo en común: la oscuridad. Tanta oscuridad mal encaminada en tu interior... si tan solo supieras el potencial que guarda esta tierra, no pensarías en conquistar otra... basta de parloteo incesante de mi parte, hacia tanto que no hablaba con nadie que me resulta difícil detenerme, es hora de ver en que se ha convertido este mundo. Hizo una reverencia a Hades con suma delicadeza y entonces elevo las manos haciéndolas chocar entre ellas, la oscuridad invadió una vez mas todo el lugar y esta vez apareció junto a Artemisa, con un chasqueo de sus dedos y haciendo aparecer un gigantesco castillo alrededor de ambos, ahora Erebo y Artemisa estaban dentro de este mientras Hades estaba fuera.

Dudo que volvamos a vernos, Sombra del Inframundo, pues nuestros ideales difieren... yo veo en la humanidad una gota de oscuridad inmejorable para llenar el mundo, no puedo permitir que desaparezcan Sonrió con ligereza y entonces las puertas del castillo se cerraron, su dominio ahora; inmediatamente el castillo se desvaneció como un humo oscuro, el Tartaro era solo el pasado... no le interesaba el Hades, ese reino era mas de lo mismo... ahora era tiempo de jugar un poco con los seres de la luz, algo un poco mas interesante

___________________________________________________

OFF: Anuncio el retiro de Artemisa y Erebo de este tema~

Spoiler:
Das omen im kreis des bösen (La corrientes en el circulo del mal): Puede invocar desde las sombras su castillo en cualquier rincon deseado del mundo, de la misma manera puede hacerlo desaparecer con todo aquel que este dentro, este se formara de la nada desde las sombras; finalmente en batalla puede invocar armas de distinto tipo (menos de fuego) para poder hacer frente a sus oponentes en igualdades.

Spoiler:
Mitternacht (Medianoche):
Control de la oscuridad y las sombras en tu totalidad por ser su dios, es capaz de invocar una medianoche instantánea en toda la tierra si lo desea cubriendo la luz del sol, las sombras no le pueden causar daño alguno.
Erebo puede controlar y generar la oscuridad a voluntad, el es oscuridad y esta no se le niega de ninguna manera, su sub producto: las sombras, son sus súbditos y puede hacer que la penumbra cubra espacios vastos sin mucho uso de su poder, por ello la tierra es si no, apenas una pequeña porción de sus dominios, puede envolverla a gusto mientras se manifieste sobre la tierra, se traslada a voluntad a traves de cualquier lugar que posea sombras/oscuridad.

Spoiler:
Das Omen (La profecia):
Puede alimentarse de la oscuridad de las personas y crear con ella clones exactos de sus enemigos que usara para sembrar el caos y la confusion entre sus aliados; por ejemplo si el oponente demuestra tener un minimo de maldad o impureza en su cuerpo, canalizara una forma exacta de el, hecha oscuridad, no tendra grandes diferencias con su original e imitara sus tecnicas (aunque los efectos seran todos de los ataques de Erebo) por ejemplo: puede copiar a un caballero a la perfeccion con su voz, sus movimientos, pero aun asi los ataques aunque se vean identicos a los originales seran los mismos de Erebo, quien los controlara a la distancia para engañar a sus oponentes; de esta manera Erebo puede filtrarse de manera exitosa en cualquier lugar sin ser sospechado.






Show me a hero... and i will write you a tragedy.
Lord Ahren von Heine

Volver arriba Ir abajo

Re: Dark side of the moon [Unleashed]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 :: On Rol :: Inframundo

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.